Epidemióloga advierte contagio por conductos de aire en restaurantes

1591540669_Asociacion-de-Restaurantes-le-solicita-a-la-gobernadora-que-extienda.jpg



La petición de reducir las horas de toque de queda y aumentar la capacidad en los restaurantes es preocupante si estos locales no tienen un sistema de aire acondicionado que permita la entrada de aire limpio, ya que podría representar un aumento en los contagios.

Así lo estableció la epidemióloga Cruz Nazario, quien en entrevista con Metro analizó los efectos de aumentar la capacidad de los locales de los salones en los restaurantes que actualmente se permite solo un 25% de su ocupación.

El expresidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE), Ramón Leal, dijo ayer en Radio Isla que propondrá a la gobernadora Wanda Vázquez que reduzca el horario del toque de queda hasta las 10:00 u 11:00 de la noche y aumente la capacidad de restaurantes a 50%.

En ese sentido, Nazario reaccionó diciendo que “el problema que yo tengo con esa decisión es que si estos lugares no tienen un sistema de aire acondicionado que no recircule el aire y la distancia entre mesas no es adecuada, yo no recomendaría esa apertura”.

“El análisis que salió en Seoul donde hubo un contagio grandísimo en un restaurante, las condiciones que se dieron en ese momento, ese día que se contagiaron 90 y pico de personas fue porque el restaurante no tenía una distancia suficiente entre mesas y el sistema de aire acondicionado, lo que hacía era circulaba el aire adentro y no era un sistema de que el aire salga afuera y vuelva a entrar aire limpio”, detalló la profesora universitaria.

Planteó que “la mayoría de los restaurantes cuando uno va lo que tienen es estos tipos de aires acondicionados que para ser más económicos recirculan el aire. Este tipo de apertura, sin que el gobierno verifique cómo están estos aires acondicionados, cómo están desplazándose las mesas lo que va a implicar es que un número de personas contagiadas van a resultar de eso”. Recordó que mientras se come no se utiliza la mascarilla y son lugares donde se habla.

Esta semana, del 2 al 8 de junio, se reportaron 740 casos positivos nuevos únicos, de los cuales 69 fueron en pruebas moleculares y 671 en pruebas serológicas.

“Lo más preocupante es que la proporción de pruebas rápidas es demasiado alta en comparación con las moleculares que son las que tenemos que usar para confirmar el diagnóstico del COVID-19. Es preocupante porque implica que se están tomando decisiones usando unos datos que no se deben usar para tomar decisiones”, expresó Nazario.

Criticó que el Departamento de Salud no ha sido transparente y ha utilizado el dashboard de una manera consistente.

También detalló que es importante conocer el porcentaje de personas recuperadas.





Source link

Share this post

scroll to top