Carmelo Ríos defiende salarios en el Senado

3p06carmelo1col-2f50557fdfab1a9530f2c6be56d6f0f1-1200x800.jpg



A solo horas de que se revelaran los salarios de los empleados del Senado, el senador novoprogresista Carmelo Ríos defendió la nómina de este cuerpo legislativo y justificó salarios a algunos expolíticos como el del exalcalde de Toa Baja Aníbal Vega Borges.

Los salarios del Senado fueron revelados hoy tras una orden del Tribunal de Primera Instancia como parte de un pleito judicial que presentó Eva Prados, candidata a la Cámara de Representantes por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

“Hay de todo. Hay salarios que algunos pensarán que son salarios altos y hay algunos que dirán que no lo son. Te puedo decir que la práctica de gasto de gobierno ha mejorado muchísimo desde que yo estoy en la Legislatura hace 16 años y tienes un Senado que tiene el presupuesto más bajo de los últimos 15 años”, dijo el portavoz de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado al preguntársele cómo se justifican salarios que sobrepasan los $7,000 mensuales en dicho cuerpo legislativo.

El legislador, aunque aseguró que en su oficina no hay salarios “altos”, comentó que algunos empleados del Senado no cuentan con retiro y tienen jornadas laborales que podrían incluir trabajar los siete días de la semana. “Lo que miro es prudencia. Aquellos que quieran explicar, tienen que explicar. Los que nos hemos mantenido dentro del margen, pues ahí está. Es lo que es, pero lo miro como un gasto versus productividad y este Senado ha sido bien productivo. Eso no quiere decir que no hayan salarios que alguna gente diga ‘quiero mirarlo, qué especialidad tiene, esa gente qué preparación’. Y son preguntas válidas y se debe explicar”, señaló Ríos.

Por su parte, defendió salarios a algunos expolíticos como el de Vega Borges, quien cuenta con una compensación de $6,500 mensuales. Otros expolíticos en la nómina senatorial son la exsenadora Kimmey Raschke ganando $3,000 mensuales y la exlegisladora Melinda Romero, quien recibe una compensación de $5,500 mensuales como ayudante legislativa.

Según Ríos, el salario de Vega Borges se justifica debido a su experiencia como exlegislador, exalcalde y abogado. “$6,500 para alguien como Vega Borges es muy razonable”, dijo. “Debería un exlegislador perder su experiencia o aportación por el mero hecho de haber servido. ¿Es un castigo adicional por no estar electo ya por haberse retirado o deberíamos aprovechar esa oportunidad de alguien que tienen la experiencia? Soy de los que creo que debemos tener gente con experiencia”, continuó.

Otro salario que sobrepasan los $7,000 mensuales es el del ex contralor electoral, Manuel Torres Nieves, quien dejó su puesto al comenzar el cuatrienio actual para convertirse en secretario del Senado.  Torres Nieves devenga un salario de $10,500 mensuales.

Otra empleada que supera los $10 mil mensuales es la directora ejecutiva de la Oficina de Asuntos Federales, Sociales y Económicos del Senado de Puerto Rico en Washington, Carmen Feliciano, quien recibe una compensación mensual de $13,730.

Entre los salarios más altos en el cuerpo legislativo, figuran los de los ayudantes especiales de la oficina de presidencia identificados como María Santiago y Christian Saavedra. Mientras que el salario de los otros ayudantes no supera los $4 mil, el de Santiago y Saavedra alcanza los $8,500 y $7,000 respectivamente.

Te recomendamos:

 



Share this post

scroll to top