Pedro Pierluisi divulga su plataforma ‘Puerto Rico promete”

pedropierluisi2-ab60f6043ef4aa69204607b23a39e275-1200x800.jpg



Dividida en cuatro grandes temas, la plataforma de gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) fue presentada esta mañana a 13 días de las elecciones generales por el candidato a la gobernación, Pedro Pierluisi y su compañera de papeleta, la comisionada residente incumbente, Jenniffer González.

Las cuatro áreas de enfoque de la plataforma, titulada “Puerto Rico promete”, son el desarrollo económico, la calidad de vida, un gobierno de excelencia y estatus político.

Fondos federales como piedra angular

El flujo de fondos federales de recuperación, que Pierluisi estimó “conservadoramente” en $50,000 millones en los próximos años, sería la zapata del desarrollo económico según el programa de gobierno del PNP.

El ex comisionado residente precisó que “lo primero” que hará será declarar como proyectos críticos todas las obras de reconstrucción en las que se utilicen fondos federales.

Te recomendamos:

Esas declaraciones tendrían el objetivo de que “no se atasquen lo proyectos por asuntos relacionados a la permisología. Para que todo asunto de permisos fluya con la mayor agilidad. No hay tiempo que esperar. Nuestro pueblo necesita esta obra. Esto va a ser la mejor plataforma que Puerto Rico puede tener para entonces lograr el desarrollo económico que todos queremos”, acotó Pierluisi.

El candidato también mencionó que los permisos de uso también se agilizarían mediante el proceso de autocertificación que quedaría en manos de los propios comerciantes. En esos casos, el papel del gobierno sería únicamente de “cotejar” que cumpla con las condiciones dispuestas en las autocertificaciones.

Asimismo, en el caso de proyectos de construcción “que no tengan impacto ambiental significativo”, Pierluisi indicó que la política sería que la Oficina de Gerencia de Permisos “descanse en los profesionales autorizados”, como ingenieros, arquitectos y agrimensores, que puedan certificar que la obra cumple con los códigos vigentes de construcción. El líder estadista mencionó que esos procedimientos ya están contemplados en las leyes, pero los gobiernos no los han puesto en práctica.

Pierluisi también habló de reformar nuevamente el modelo contributivo, aunque no detalló una propuesta específica, más allá de expresar que sería producto de un diálogo entre múltiples sectores.

En términos de la manufactura, Pierluisi enfatizó el discurso reciente en la esfera federal en el contexto de la pandemia del Covid-19, que busca atraer a territorio estadounidense la producción de equipo y medicamentos que han sido acaparados por países como China e India. Por otro lado, dijo que propiciará una coordinación efectiva entre la Compañía de Turismo y la Organización de Mercadeo de Destino (DMO) para que la isla recupere el volumen turístico que recibía previo a la pandemia.

González, en tanto, precisó que, además de batallar en el Congreso para que se apruebe legislación que beneficiaría al sector manufacturero de Puerto Rico, continuará los esfuerzos –hasta ahora infructuosos– para que se extiendan a la isla los programas de asistencia nutricional suplementaria (SNAP) y los créditos federales por trabajo (EITC) e hijos dependientes (CTC).

Por último, Pierluisi insistió que la Junta de Control Fiscal (JCF) no debe impulsar recorte alguno a las pensiones, y que los planes de ajuste de deuda propuestos deben ser revisados para determinar un nivel de pagos sostenible en el marco de la crisis provocada por el Covid-19.

Más hospitales

En el tema de calidad de vida, Pierluisi resumió sus propuestas para atender los campos de la salud, educación y seguridad pública.

Mencionó que aspira a que cada municipio cuente con un Centro de Diagnóstico y Tratamiento con sala de emergencias abierta en todo momento, así como a establecer un tarifario fijo para el pago a todos los proveedores que brinden servicios bajo el plan Vital.

El plan de salud gubernamental, asimismo, se abriría a que grupos hospitalarios “se puedan aliar” con grupos médicos para administrar el dinero asignado, como hasta ahora han hecho exclusivamente las aseguradoras privadas que contratan con el gobierno.

La Administración de Seguros de Salud, en tanto, sería reformada para convertirse en un “CMS criollo”, dijo Pierluisi, en referencia al Centro de Servicios de Medicaid y Medicare a nivel federal, que regula el uso de fondos públicos para financiar los servicios de salud.

Por otra parte, Pierluisi apuntó a la enseñanza del inglés como la principal reforma de los currículos educativos. En su programa de gobierno, los niños de pre-kínder recibirían el 10% de la enseñanza en íngles, porcentaje que aumentaría a 20% en kínder, a 30% en primer grado, a 40% en segundo grado y, finalmente, a 50% en tercero.

Según el candidato estadista, “no se puede politizar más” la enseñanza del inglés en el sistema público.

Pierluisi además propuso que las escuelas permanezcan abiertas entre dos y tres horas luego del horario de clases para llevar a cabo actividades extracurriculares, para lo que se utilizarán maestros retirados “sin que se afecten sus pensiones” o maestros activos que recibirían un diferencial salarial por asumir estas tareas.

Sobre la educación especial, Pierluisi aseguró que proveería “autonomía de verdad” a la Secretaría Auxiliar de Educación Especial y que ordenaría el cese de litigios contra padres que buscan garantizar la prestación de servicios a sus hijos de esta corriente educativa.

Medidas anticorrupción

Para atender el tema de la corrupción rampante, Pierluisi recalcó ideas que había planteado anteriormente, como la divulgación obligatoria de los nombres de personas cuyas corporaciones licitan en procesos de compra o contratación gubernamental, así como fortalecer a las entidades encargadas de investigar y procesar los casos de actividad ilegal con fondos públicos.

El líder del PNP también propuso quitar a las agencias la responsabilidad de llevar los procesos de reclutamiento en la rama ejecutiva, para lo que establecería una nueva oficina que se dedicaría a esas funciones, basado en un sistema de mérito.

Además de prometer una política pública de cero recortes a los municipios y la Universidad de Puerto Rico, Pierluisi dijo que no delegaría la representación del gobierno ante la JCF, sino que se sentaría personalmente con los directivos del organismo al que asesoró legalmente durante este cuatrienio.

Finalmente, Pierluisi sostuvo que, de los seis candidatos a la gobernación, él es el único comprometido con la búsqueda de la estadidad.

Al preguntársele por qué se esperó a menos de dos semanas para la publicación del programa de gobierno, en momentos en que ya decenas de miles de puertorriqueños han recibido sus papeletas para votar por correo, el candidato penepé apuntó al retraso, de junio a agosto, del proceso primarista, donde tuvo que derrotar a la gobernadora Wanda Vázquez.

“Yo no estaba en la presidencia del partido para comenzar este proceso hasta mediados de agosto. Claro, había elaborado unas propuestas y estaban en soyparte.com y han sido, por regla general, incorporadas en esta plataforma. Hemos hecho lo más posible por presentarla como se debe”, dijo Pierluisi.

El Partido Popular Democrático y el Movimiento Victoria Ciudadana también presentaron su plataforma íntegra dentro de las pasadas dos semanas. El Partido Independentista Puertorriqueño fue el primer en divulgar su programa de gobierno, a inicios de septiembre.

La plataforma del PNP, de 198 páginas, se puede acceder en su totalidad en el portal oficial de Pierluisi. Se informó el programa fue producto de conversatorios celebrados en las 14 regiones en que está dividida la colectividad.



Share this post

scroll to top