El ejercicio y su efecto en la depresión y ansiedad

26p103colpluscolumna-bd6817e919e5b62c20d88a6b3780a261-1200x800.jpg



Aunque al principio parezca difícil comenzar, ponerse en movimiento es una actividad que puede producir grandes resultados en manejar la depresión y la ansiedad.

El ejercicio y la actividad física pueden ser un complemento en el proceso de tratamiento de personas que tienen un padecimiento de salud mental ya que el cerebro produce neurotransmisores que generan bienestar.

Así lo estableció la psicóloga Amarilis Ramos Rivera, presidenta del Grupo de Servicios Especializados en Psicología e Integrativos (SEPI), quien aclaró que el ejercicio por sí solo no da resultados, pero sí juega un papel importante al combinarse con tratamientos ya sea de terapia o en algunos casos fármacos.

“La actividad física ayuda con la autoestima y confianza, creas unas metas nuevas que pueden ser algo sencillo en el inicio y eso nos sirve como distractor y para socializar. Creamos estrategias saludables porque estamos pensando que se puede lograr algo y damos estructura a lo que hacemos”, detalló Ramos Rivera.

La recomendación es que las personas hagan 30 minutos de ejercicios de tres a cinco días en semana. La profesional de la salud mental sostuvo que no hay una intensidad específica, puede ir desde actividad física como por ejemplo lavar el auto o sembrar plantas en el jardín, hasta ejercicios como caminar, trotar o correr. “Lo más importante es que nos levantemos de la cama, y hagamos la actividad que podamos hacer por 30 minutos. A lo mejor al principio son 10 minutos que podamos dar una vuelta donde vivimos caminando. Eso puede ayudarnos a activar los neurotransmisores y estado de animo”, precisó la psicóloga al sugerir que se comiencen con metas pequeñas e ir aumentando tiempo o intensidad a medida que la persona se vaya sintiendo con más motivación.

Planteó que “es importante que a la persona le guste lo que va a hacer. Tiene que ser una actividad que estemos bien seguros de que a nosotros nos guste, a lo mejor no nos gusta hacer ejercicio pero sí jugar voleibol. Lo importante es que aunque empecemos poco, vayamos aumentando. Lo importante es que te sientas cómodo en lo que haces”.

La doctora en Psicología apuntó que es necesario que la persona conozca sobre su salud física y así descartar ejercicios que no puedan hacer por razones de salud.

“A la par con lo que es terapia y en algunos casos, si aplicara, un psicofármaco, va a ser importante promover la parte de la socialización. Una de las mayores cosas que detienen de caer en una depresión, es la socialización”, manifestó Ramos Rivera. También llamó a mantener rutinas y compartir con personas que provean ayuda en la salud mental

“La vida sedentaria, mantenernos acostados, en el mueble, puede crear sentimientos de tristeza o altos niveles de ansiedad”, explicó.



Share this post

scroll to top