Instan a retomar el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados

screenshot201907-2d4c0cb5d36693a737d6312f037bd02f-1200x800.jpg



Aunque consideraron altamente improbable que en Puerto Rico se repita el escenario que se ha visto en las pasadas dos olas de Covid-19, cuando se sobrepasaron las 550 personas hospitalizadas por la enfermedad y se llegaron a registrar más de una decena de muertes en algunos días, los líderes del Colegio de Médicos y la Asociación de Hospitales coincidieron en que regresar al uso de mascarillas en espacios cerrados sería una medida prudente para contener el actual repunte de contagios.

“Nosotros lo que hemos pedido es que se haga obligatorio usar mascarillas en espacios interiores de escenario mixto, donde hay personas vacunadas y no vacunadas. No se puede comparar este repunte con el de marzo. Vamos más o menos igual en cuanto a casos, pero eso no se está reflejando en hospitalizaciones y muertes. Con que hayan subido un poquito, no compara con como estaba en marzo”, dijo Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos.

El pediatra atribuyó la diferencia a que, hace cuatro meses, la proporción de la población vacunada rondaba el 40%, mientras que actualmente sobre el 65% ha recibido al menos una dosis, y sobre el 57% completó el ciclo.

“No teníamos nada de vigilancia genómica, casi cero, y (la variante) Alfa (B.1.117) nos arropó. Ahora tenemos sobre 60% de la gente vacunada y tenemos, aunque no lo robusto que quisiéramos, hemos adelantado en lo de la vigilancia genómica”, añadió Ramos.

Además de retomar el uso compulsorio de mascarillas en espacios públicos cerrados, el presidente ejecutivo de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá, se manifestó a favor de hacer obligatoria la vacunación, si bien reconoció que el gobierno no se inclina por tomar ese paso.

“No sé si hay ambiente para hacerlo. Sería probablemente una manera más rápida de poder vacunar a las 600,000 personas que se necesitan para tener la famosa inmunidad comunitaria”, opinó el líder de la Asociación de Hospitales.

Hoy mismo, el secretario de Estado designado, Omar Marrero, no dio indicación de que el gobierno contemple seriamente la posibilidad de obligar a la ciudadanía a inocularse.

“Recabamos la cooperación es la cooperación de todos para no tener que llegar a la situación de considerar otras medidas. En este momento el secretario de Salud (Carlos Mellado) es nuestro general en esta batalla y cualquier recomendación que él entienda que hay que hacer para tomar medidas un poco puntuales se van a considerar. Por el momento, seguimos monitoreando y recabando la cooperación de todas las personas, particularmente los adultos saludables que se pueden vacunar pero por ‘X’ o ‘Y’ razón no lo están haciendo. Es el momento de todos ejercer ese deber patriótico”, dijo Marrero, quien funge como gobernador interino mientras el primer ejecutivo Pedro Pierluisi se encuentra en un viaje personal.

En la alternativa, Plá propuso que los establecimientos, como restaurantes y centros comerciales soliciten a las personas evidencia de vacunación para permitir su entrada.

“Si organizaciones como Asore (Asociación de Restaurantes) los establecen para entrar a un restaurante, y que todos lo hagan, que no haya tal cosa como que unos sí y otros no, empieza un proceso relativamente rápido de convencimiento”, dijo Plá, quien no considera que la mayor parte de la gente que ha rechazado inocularse hasta el momento lo haga debido a fuertes convicciones religiosas o desapego por la evidencia científica, sino más bien por la “tendencia de rebeldía natural que tenemos todos”.

En la mañana de hoy, el Departamento de Salud reportó unos 86 hospitalizados por Covid, distribuidos entre 60 adultos y 26 menores. Asimismo, no se ha registrado un día con más de una muerte desde el 30 de junio, cuando fallecieron dos personas por causa del virus.

Sin embargo, la tasa de positividad –el porcentaje de pruebas diagnósticas que resultan positivas– ya ronda el 4.5%, casi cuatro veces lo que se registró el 25 de junio. A lo largo de la pandemia, las hospitalizaciones, y posteriormente los fallecimientos, generalmente se han reflejado algunas semanas luego de los incrementos en contagios.

“Yo personalmente creo que lo que estamos viendo es una actividad normal, entre comillas, de una apertura normal que se hizo. Tiene que haber más gente en contacto unos con otros y va a suceder esto. Lo que pasa es que bajó tanto la ocupación hospitalaria de Covid, que llegamos a tener 37, que si tengo 86 ahora se me duplicó, y esa es una palabra fuerte. Pero no es lo mismo duplicar de 200 a 400 que de 37 a 86”, sostuvo Plá.

En ese sentido, el ejecutivo señaló que no prevé otro escenario en el que los hospitalizados regresen a las cifras que se han registrado anteriormente y que los hospitales están preparados para manejar un incremento a base de la experiencia en el manejo durante las olas previas.

“Lo que se ha demostrado en el resto del mundo es que lo que está habiendo son brotes importantes en bolsillos de personas no vacunadas. En Estados Unidos donde está habiendo problemas en los hospitales es en lugares con menos del 50% de vacunación”, subrayó Ramos.



Share this post

scroll to top