Alcalde de Ponce referirá a Justicia liquidaciones de más de medio millón a empleados de confianza

alcaldedeponcelu-44381f7dc05b0b6ff2bc8bd3a413e958-1200x800.jpg



El alcalde de Ponce, Luis M. Irizarry Pabón, sostuvo hoy en conferencia de prensa, que referirá al Departamento de Justicia, a la Oficina de Ética Gubernamental y la Oficina del Contralor el trámite irregular que culminó en el desembolso de más de medio millón de dólares ($596,000) en liquidaciones para 17 empleados de confianza y una transitoria de la pasada Administración Municipal.   

Entre los señalamientos financieros que realizó la exalcaldesa según el alcalde, y que se reflejan en la auditoría forense que culminó recientemente, se encuentran también, los adelantos tomados al Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales (CRIM) entre el 2009 y el 2020 ascendentes a 97.9 millones de dólares, lo que afecta la liquidez presente y futura del Municipio, denunció Irizarry Pabón.

“Además de orillar a Ponce al atraso y descuido en todos los aspectos, la exalcaldesa y su equipo de trabajo lo que hicieron durante 12 años fue endeudar y hundir al Municipio. Lo hicieron de la manera más reprochable posible. No sólo inflando presupuestos, sino pidiendo adelantos al CRIM, cuyos intereses y servicio de esa deuda son restados del dinero que se supone que recibamos para servir a nuestros ciudadanos ponceños durante muchos años. Ponce ha sufrido lo indecible y lamentablemente, aunque despidió a la peor alcaldesa que ha tenido, las consecuencias de ese abuso de poder y soberbia se verá por muchas décadas”, detalló el ejecutivo municipal.

Te recomendamos:

Irizarry Pabón destacó que la exalcaldesa ocultó una deuda a las pensiones por $309 millones, lo que no se había reportado en los estados financieros sino hasta este año. 

“Es un crimen lo que se ha cometido contra Ponce y todos los ponceños. Un crimen moral, ético y un robo. Esto ocurrió mientras se redujo el horario de trabajo a cuatro horas, pero se les daban cientos de miles y hasta millones de dólares en contratos a correligionarios y allegados. Y a la misma vez, se aumentó la deuda pública anualmente por $183.6 millones. Esto es imperdonable”, sentenció el alcalde. Esto elevó la deuda a $588.5 millones.

El Municipio ha operado en déficit consistentemente desde el 2009, ya que los gastos han sobrepasado los ingresos por cantidades millonarias. Durante los pasados 12 años, hubo una práctica consistente de sobreestimación de ingresos, lo que llevaba a terminar cada año fiscal en déficit. Hasta el 30 de junio de 2020, ese déficit alcanzó los $217 millones, ello fue señalado por la Oficina del Contralor y los auditores externos, pero nunca hubo acciones correctivas. Es decir, nunca amortizó adecuadamente las deficiencias operacionales.   

Por otra parte, actualmente el Municipio enfrenta una deficiencia neta de capital ascendente a $178.5 millones producto de las deudas que suman $632.5 millones mientras que los activos del Municipio son de $441 millones.    

La revisión exhaustiva realizada por el experto en auditoría forense e investigaciones especiales CPA Juan Lorenzo Martínez Colón, reveló que entre los hallazgos recurrentes de la Oficina del Contralor de Puerto Rico y la Firma López Vega, auditores externos del Municipio de Ponce a lo largo de 12 años está, además, el manejo deficiente de fondo federales y la falta de controles internos en la administración y cobro de las patentes municipales.

Como si fuera poco, hubo descuido y negligencia en el manejo de los bienes, tales como archivos de documentos y edificios, los cuales han sufrido daños y deterioro que van más allá del impacto de huracanes y terremotos, hallaron los auditores.

“Este informe no es final. Todavía queda parte de la investigación, ya que dada su naturaleza y complejidad, requiere más tiempo”, advirtió la auditora interna del Municipio, CPA Lolita Vargas.  

A la conferencia de prensa asistieron el presidente de la Asociación de Alcaldes y alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, el Senador Ramón Ruiz Nieves y los representantes, Domingo Torres García y Ángel Fourquet Cordero.



Share this post

scroll to top