TT Ads

Los capitanes de la selección masculina de España deploraron los “comportamientos inaceptables” del suspendido presidente de la federación nacional, Luis Rubiales, en un acto de solidaridad con sus compañeras que recientemente se coronaron campeonas del Mundial femenino.

Fue el primer pronunciamiento de los referentes de la selección contra Rubiales tras besar en los labios a Jenni Hermoso sin su consentimiento tras la final del torneo. También se tocó los genitales en un gesto obsceno triunfal el mes pasado en Sidney.

La FIFA suspendió provisionalmente a Rubiales. El gobierno español también gestiona removerle del cargo tras unos actos que desataron un alud de críticas y pedidos para que dimita.

“Queremos rechazar lo que consideramos unos comportamientos inaceptables por parte del señor Rubiales, que no ha estado a la altura de la institución que representa”, dijo el primer capitán Morata al leer un comunicado del seleccionado durante una rueda de prensa el lunes en el predio de Las Rozas, en las afueras de Madrid.

Los jugadores añadieron que “el fútbol español debe ser motor de respeto, inspiración, igualdad y diversidad” y que “debe dar un ejemplo en sus conductas tanto dentro como fuera del campo”.

Morata fue acompañado en la mesa por los otros tres capitanes: Rodri Hernández, César Azpilicueta y Marco Asensio. El resto de internacionales acudió a la sala.

Los jugadores también señalaron que la conducta de Rubiales manchó el triunfo de las mujeres.

“Fue un hito histórico cargado de significado que marcará un antes y un después en el fútbol femenino español, inspirando a muchísimas mujeres con un triunfo de un valor incalculable”, dijeron. “Queremos lamentar y expresar nuestra solidaridad con las jugadoras que han visto empañado su éxito”.

La Roja masculina se pronuncia al concentrarse para los próximos dos partidos de las eliminatorias de la Eurocopa contra Grecia y Chipre. Indicaron que no hablarán más del tema.

El seleccionador masculino Luis de la Fuente, quien aplaudió la diatriba de Rubiales contra lo que llamó de “falsas feministas” al negarse a renunciar, se disculpó el viernes por los aplausos. Dijo que cometió “un error humano” al verse “superado” por la situación. Añadió que no contempla renunciar.

La noche del lunes, varias centenares de personas protestaron contra Rubiales en Barcelona.

TT Ads