TT Ads

Los tiempos de espera para salir del festival Burning Man en Nevada están empezando a disminuir, luego que decenas de miles de personas se quedaron varadas al no poder transitar las vías anegadas tras las recientes inundaciones.

Los organizadores dijeron que empezaron a dejar que el tráfico saliera por el camino principal hacia las 2 de la tarde del lunes, aunque siguieron pidiendo a los asistentes que retrasaran su salida al martes para evitar congestionamientos de tránsito. Unas dos horas después de iniciadas las salidas, los organizadores estimaron que el tiempo de espera era de unas cinco horas.

Para el martes en la mañana, los tiempos de espera habían bajado a entre dos y tres horas, según la cuenta oficial de Burning Man en la red social X (antes Twitter).

El encuentro anual, iniciado en una playa de San Francisco en 1986, atrae a casi 80.000 artistas, músicos y activistas para una mezcla de campamentos en la naturaleza y presentaciones artísticas.

El festival fue cerrado a los vehículos después que el viernes cayeran más de 1,3 centímetros (media pulgada) de lluvia, lo que provocó inundaciones y un lodazal.

Los cierres de los caminos se implementaron poco antes del momento en que el primero de dos fuegos ceremoniales que indican el final del festival iba a ser encendido el sábado por la noche. El evento tradicionalmente culmina con la quema de una gran efigie de madera con forma humana y de la estructura de un templo de madera durante las dos últimas noches, pero las quemas se pospusieron mientras las autoridades trabajaban para reabrir las rutas de salida al final del fin de semana del Día del Trabajo.

Los organizadores también pidieron a los asistentes que no salieran caminando del desierto de Black Rock, ubicado a unos 177 kilómetros (110 millas) al norte de Reno, como lo hicieron otros durante el fin de semana, entre ellos el famoso DJ Diplo y el comediante Chris Rock.

“El Hombre” fue quemado el lunes en la noche, mientras que el templo arderá el martes a las 8 de la noche.

El Servicio Meteorológico Nacional en Reno dijo que podría caer lluvia ligera el martes por la mañana. El evento comenzó el 27 de agosto y estaba programado para concluir el lunes por la mañana..

“Estamos un poco sucios y lodosos, pero tenemos alto el ánimo. La fiesta sigue”, dijo Scott London, un fotógrafo del sur de California que agregó que las limitaciones de viaje ofrecieron “una perspectiva del Burning Man que muchos de nosotros no tenemos oportunidad de ver”.

Las interrupciones forman parte de la historia reciente del evento: los organizadores tuvieron que suspender temporalmente las entradas en 2018 debido a tormentas de arena, y fue cancelado dos veces durante la pandemia de COVID-19.

Se reportó al menos un fallecimiento, pero los organizadores dijeron que la muerte de un hombre de poco más de 40 años no fue debido al clima. El jefe policial del cercano condado Pershing dijo que está investigando lo sucedido, pero no ha identificado al individuo ni la causa de muerte.

TT Ads