TT Ads

La Guardia Costera y equipos contratados concluyeron el martes la remoción de diésel y desechos impregnados de petróleo de una embarcación abandonada de 40 pies que encalló en Isla Mona, Puerto Rico.

Se ha movilizado el Fondo de Confianza para Responsabilidad de Derrames de Petróleo, destinando a Resolve Marine para la limpieza, con un costo estimado de 190 mil dólares. “Esta es una operación compleja debido a la ubicación remota y las áreas sensibles ambientalmente en Isla Mona. Agradecemos la colaboración entre las agencias locales y federales, así como con el personal de la Guardia Costera”, indicó el teniente comandante Ray López, jefe de la división de gestión de incidentes del sector San Juan, en comunicación escrita.

La Guardia Costera en el Sector de San Juan fue alertada el jueves en la mañana por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico sobre el barco encallado en Playa Mujeres, en la parte suroeste de la isla. Informaron de un olor fuerte a diésel y la muerte de invertebrados costeros debido al combustible acumulado en las rocas. Este lugar es hábitat crítico designado para la tortuga carey.

Durante el fin de semana, los equipos de Resolve Marine posicionaron personal y equipos en Isla Mona para iniciar las operaciones de limpieza, logrando recolectar cerca de 300 galones de diésel, agua contaminada y dos yardas cúbicas de escombros impregnados de aceite de los tanques de combustible y el interior de la embarcación.

Se está coordinando con diversas agencias, incluyendo la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, para identificar posibles impactos adicionales al medio ambiente y la vida silvestre. La Guardia Costera continúa investigando el origen y las circunstancias que llevaron a que este barco abandonado encallara en Isla Mona.

Para reportar contaminación por petróleo en las aguas, se puede contactar al Centro Nacional de Respuesta al número 1-800-424-8802.

TT Ads