TT Ads

Los Chiefs de Kansas City, ganadores del Super Bowl LVII y los Lions de Detroit darán inicio a la temporada 2023 de la NFL mañana, jueves, en el Arrowhead Stadium.

Precisamente, los Chief buscarán convertirse en el primer equipo que gana el campeonato de la liga en temporadas consecutivas en casi dos décadas, sin embargo, podría ser algo complicado.

Los Chiefs llevan meses esperando por una resolución del conflicto contractual de Chris Jones, alejado del equipo. Todo indica que el estelar jugador defensivo está decidido en llevar su disputa por un nuevo contrato a la temporada regular.

Y, el martes, los Chiefs vieron como el tight end, Travis Kelce, salió cojeando del campo de entrenamiento, después de sufrir una hiperextensión de rodilla, dejando su disponibilidad para el partido contra los Lions en duda.

“Escucha, ahora mismo los muchachos están concentrados en los Lions”, dijo el entrenador en jefe Andy Reid, quien ha ganado ocho partidos de la primera semana consecutivos.

“Todo lo demás, va a ser un ambiente emocionante, pero ahora mismo nos tenemos que asegurar de no estar viendo todo lo demás, sino estar concentrados en los Lions. Ellos atraen la atención cuando se analiza el video”, añadió.

De hecho, los Lions respondieron al perder seis de sus primeros siete juegos de la temporada pasada, ganando ocho de los de los últimos 10, y hubo pocas ofensivas en la NFL que anotaban al mismo ritmo que Jared Goff y compañía en la recta final.

Los Lions pueden ser incluso mejores en la ofensiva, también. Ficharon a David Montgomery en la agencia libre. Tomaron a Jahmyr Gibbs, otro running back, en la primera ronda, y al tight end Sam LaPorta en la tercera.

TT Ads