TT Ads

Con su considerable tamaño e importancia, el avión es uno de los medios de transporte más contaminantes. Por eso, algunos países están aplicando medidas para restringir su uso en determinados escenarios.

Recientemente, el gobierno francés prohibió los vuelos nacionales de corta distancia en favor de los viajes en tren. Según un decreto oficial, cualquier trayecto que se pueda realizar en menos de dos horas y media en tren queda excluido del transporte aéreo.

Esta iniciativa se suma a la intensificación de la represión del uso de aviones privados para viajes cortos, con el fin de fomentar un sistema de transporte más justo y respetuoso con el medio ambiente, accesible a todos los ciudadanos. Clément Beaune, Ministro de Transportes, afirmó que la nación no puede seguir tolerando que los superricos viajen en jets privados mientras los demás hacen recortes para hacer frente a la crisis energética y el cambio climático.

Según estimaciones de Bonpote, un sitio web sobre medio ambiente, los aviones emiten entre 30 y 50 veces más CO2 que los trenes.

La investigación evaluó el CO2 por pasajero producido por un viaje Londres-París en Eurostar frente al mismo trayecto en avión. Tras estudiar numerosas variables, los investigadores llegaron a la conclusión de que optar por el tren en lugar del avión para el trayecto a París suponía una asombrosa reducción del 90% de las emisiones de CO2 por pasajero.

De hecho, en 2022, la ruta París-Londres fue la más popular para los aviones privados, según un informe de Greenpeace publicado a principios de este año.

Los expertos coinciden en que los trenes, especialmente los que funcionan con electricidad, son un modo de transporte notablemente más limpio.

“(El tren es) menos contaminante que el avión para distancias similares, sobre todo si funciona con electricidad procedente de fuentes de energía renovables”, explicó a Metro Robert B. Noland, profesor de la Escuela Edward J. Bloustein de Planificación y Políticas Públicas y Director del Centro de Transporte Alan M. Voorhees de la Universidad Rutgers.

Aunque todavía hay que abordar una serie de cuestiones para que la ley de prohibición del transporte aéreo de corta distancia suponga un beneficio ecológico real y no afecte a la población, se espera que otros países la adopten.

El portavoz del gobierno francés, Olivier Véran, declaró en una entrevista a una emisora de radio local que impulsarían el tema en una próxima reunión de ministros europeos de Transporte en octubre.

Metro habló con Robert B. Noland para saber más.

“Espero que otros países europeos sigan esta medida”.

—  Clément Beaune, Ministro de Transportes, declaró a los medios

Emisiones de CO2 por pasajero

(Fuente: Eurostar)

-Londres a París en Eurostar

Avión

3,5 horas, 244 Kg CO2

Tren

2,75 horas, 22 Kg CO2

Reducción del 91%.

-De Londres a Ámsterdam

Avión

4 horas, 136 Kg CO2

Noche en tren y ferry Dutch Flyer

27,2 Kg CO2

Reducción del 80%.

-Londres a Edimburgo

Avión

3,5 horas, 193 Kg CO2

Tren

4,5 horas, 24 Kg CO2

Reducción del 87%.

Entrevista

Robert B. Noland

Profesor de la Escuela Edward J. Bloustein de Planificación y Políticas Públicas y Director del Centro de Transporte Alan M. Voorhees de la Universidad Rutgers, EE.UU.

P: ¿Cuán contaminantes son los vuelos comerciales?

– Los principales contaminantes que emiten los aviones son NOx, CO y CO2. Así que sí, son contaminantes. También hay efectos a gran altitud asociados a la formación de estelas de condensación y nubes cirrus inducidas por estelas de condensación que tienen un impacto neto en el calentamiento.

P: ¿Se abusa de la gente en los vuelos comerciales?

– Esto parece muy subjetivo. Si hay “abuso” de los vuelos, yo diría que son los aviones privados y chárter los que más contaminan por pasajero.

P: ¿Pero es posible utilizar menos los vuelos comerciales?

– Se podría argumentar que algunos viajes de negocios podrían sustituirse por comunicaciones virtuales. Sin embargo, todos conocemos ya sus limitaciones, sobre todo a la hora de comunicarse a través de husos horarios. Los viajes de ocio podrían ser más locales.

P: ¿Qué opina de la prohibición de los vuelos en Francia con las alternativas del tren?

– No sé por qué alguien volaría para un viaje de menos de 2 horas que podría hacerse en tren. Un vuelo de 2 horas suele implicar una llegada de 2 horas antes al aeropuerto (quizá con un tiempo medio de acceso de una hora) y un tiempo adicional de salida a la llegada. Supongo que la mayoría de los trenes en Francia van a ciudades del centro, que a menudo serían el destino final de muchos viajeros, aunque no siempre. Probablemente, la mayoría de los vuelos cortos se utilizan para conectar pasajeros de vuelos más largos. Si se dispone de conexiones intermodales en el aeropuerto, éstas podrían gestionarse eficazmente con trenes o autobuses.

P: ¿Pueden los trenes ser realmente menos contaminantes que los aviones?

– Sí, los trenes son menos contaminantes que los aviones para distancias similares, sobre todo si funcionan con energía eléctrica procedente de fuentes renovables (eólica, solar, etc.). También sustituirían a los viajes en coche de distancia comparable. Y no hay que olvidar la eficiencia de los autobuses, que cada vez se electrifican más en muchos países, aunque no estoy seguro de los autobuses de larga distancia.

TT Ads