TT Ads

Las autoridades informaron que una mujer murió en un accidente de auto, reportado a eso de las 10:20 de la noche del jueves, en la carretera PR-686, frente al negocio “Pa’ La Playa”, en el municipio de Vega Baja.

De acuerdo al reporte de la Uniformada, el conductor del vehículo Ford Mustang del año 2013, color blanco, manejaba a una velocidad la cual no le permitió mantener el control y dominio del volante, dando lugar que por descuido impactara con la parte lateral derecha un poste del tendido eléctrico y varios bancos de concreto, ubicados en el estacionamiento del dicho negocio. Este abandono a pie la escena.

Relacionado a los hechos, una pasajera del asiento posterior, identificada como Lara Camila González Ortiz, de 21 años y residente en Vega Baja, salió expulsada del auto cayendo al pavimento, recibiendo heridas de gravedad que le ocasionaron la muerte en el acto. Mientras, que el pasajero de la parte frontal, identificado como Félix J. Quiñones Rosario, residente en Manatí, fue transportado al hospital Wilma Vázquez de Vega Baja en condición estable.

El agente Jonathan López, adscrito a la división de Patrullas Carreteras de Manatí del Negociado de la Policía de Puerto Rico, y el fiscal Roberto Hernández se hicieron cargo preliminarmente de la investigación, la cual fue referida a la división de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Vega Baja.

Capturan evadido tras manipular grillete por segunda ocasión

La Policía informó en la tarde del jueves, que Brandon Ríos Maldonado, quien se encontraba prófugo tras manipular un grillete electrónico por segunda vez, fue capturado en el residencial Los Murales.

Según informaron las autoridades, el arresto se realizó durante una operación de la división de Inteligencia y Arrestos en la que también fue detenido Juan Daniel Félix Pagán.

Durante el operativo, se incautaron drogas, un arma de fuego y municiones.

La Policía precisó que Ríos Maldonado, de 25 años, tenía una fianza de 1 millón de dólares impuesta por el Tribunal de San Juan.

Este individuo, junto a otros dos, fue imputado anteriormente por el secuestro y asesinato de una mujer dedicada a la venta de bienes raíces, ocurrido el 17 de marzo de 2020, en la región de Caguas.

Detenidos dos hombres por explotación infantil

Dos hombres fueron detenidos por agentes especiales del FBI, con el apoyo de la Policía de Puerto Rico, acusados de explotación infantil, este miércoles.

En uno de los casos, Rafael Pérez Rodríguez, de 19 años y residente de Ponce, presuntamente transportó material de explotación infantil en su teléfono móvil, distribuyó y recibió pornografía infantil, incluyendo imágenes de menores prepubescentes o que no habían alcanzado los 12 años de edad, entre junio de 2022 y junio de 2023. La fiscal federal Emelina M. Agrait Barreto está a cargo de la persecución de este caso.

“Solicitar la producción de material de abuso sexual infantil es un crimen particularmente perturbador”, expresó W. Stephen Muldrow, fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, en declaraciones escritas.

En otro caso no relacionado, Emiliano Echevarría Collado, de 41 años y también residente de Ponce, fue arrestado por intentar producir y poseer pornografía infantil. Entre el 1 y 2 de octubre de 2021, Echevarría Collado intentó emplear, usar, persuadir, inducir, seducir y coaccionar a una menor de 15 años para que participara en conductas sexualmente explícitas. El fiscal federal Daynelle Álvarez-Lora está encargado de la persecución de este caso.

“Los niños no solo son los miembros más vulnerables de la sociedad, sino también su futuro”, dijo Joseph González, agente especial a cargo de la oficina de campo del FBI en San Juan, en declaraciones escritas.

Si son declarados culpables, Pérez Rodríguez enfrenta una condena mínima de 10 años y hasta 20 años de prisión, mientras que Echevarría Collado enfrenta una sentencia mínima estatutaria de 15 años y hasta 30 años de prisión. Un juez del tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las guías de sentencia de Estados Unidos y otros factores estatutarios.

La oficina de campo del FBI en San Juan está investigando los casos. Es necesario destacar que una acusación es simplemente una alegación y todos los acusados son considerados inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de ley.

TT Ads