TT Ads

Parece que ya tenemos la película del año, se trata de ‘Pobres Criaturas’ la cuarta colaboración entre el director Yorgos Lanthimos y la actriz Emma Stone. Una historia cargada de magia y ciencia ficción que relata la historia de Bella Baxter (Stone); una joven embarazada  que se arroja desde un puente y su cuerpo es recuperado por un científico loco (Willem Dafoe), que experimenta con ella, manteniéndola con vida trasplantando el cerebro de su bebé.

‘Pobres Criaturas’ es una hermosa, cómica y extraña reinvención del cuento de Frankenstein que da paso al despertar de los placeres primarios y cómo disfrutarlos. Lanthimos recibió la bendición del fallecido escritor Alasdair Gray para adaptar su novela de 1992 y comenzó a trabajar en el guión con el guionista Tony McNamara mientras rodaban ‘La Favorita’.

Lanthimos convierte a  Emma Stone en una niña extraña y salvaje, o como la describió el director en la entrevista: “una mente que puede ser libre sin vergüenza ni prejuicios. Simplemente experimentando el mundo en sus propios términos”.

Sin la presencia de Emma Stone en la 80 edición de la Bienal de cine de Venecia, debido a la huelga de actores en Hollywood, Lanthimos reconoció sentirse incómodo al recibir todo el protagonismo de la promoción frente a la prensa. “Ella debería estar aquí’ dijo en referencia a su actriz  “Ella debería explicar por qué toma ciertas decisiones a la hora de interpretar el personaje”.

El director griego, que sorprendió a todos con ‘Canino’, comenzó en Venecia la carrera de premios de ‘La Favorita’ en 2018. Con el filme ganó el Gran Premio del Jurado, además de la Copa Volpi a Mejor actriz para Olivia Colman, un galardón que luego repetiría en los Oscar, donde el filme obtuvo 10 nominaciones.

También fue el comienzo de la reinvención para Emma Stone tras ganar el Oscar en 2016 por ‘La La Land’. Quizás por ello parecía lógico que fuera en el Lido donde presentarán ‘Pobres criaturas’, su última colaboración juntos tras ‘La Favorita’. Ambos quieren que este sea el comienzo de una nueva temporada de premios para ambos. “Mi película habla de libertad en la manera de pensar y de ver el mundo, de la posición de la mujer en la sociedad, de las relaciones entre hombres y mujeres” nos dijo el cineasta.

Lanthimos leyó la novela en 2011 y desde entonces quiso adaptarla. La implicación de Stone también viene de lejos, ya que le habló del proyecto al finalizar el rodaje de ‘La Favorita’ y desde entonces se mostró interesada. “Emma ha estado informada de todo el proceso y creo que eso le ha ayudado porque de alguna manera ha tenido el personaje en mente durante todo este tiempo” reveló el director, que no dejaba de puntualizar su extrañeza al tener que hablar en nombre de la actriz. A diferencia de la novela, la narración de la cinta se centra únicamente en el punto de vista de Bella Baxter, “esa mente que puede empezar de cero, completamente libre, sin vergüenza ni prejuicios”, apuntó Lanthimos.

La trama arranca en Londres, en la casa y taller del cirujano que le devuelve la vida y donde transcurre una primera etapa de descubrimientos, hasta que surge en Bella el deseo de emancipación y se embarca en un viaje junto a un abogado libertino al que da vida un hilarante Mark Ruffalo.

“Mi película habla de libertad en la manera de pensar y de ver el mundo, de la posición de la mujer en la sociedad, de las relaciones entre hombres y mujeres”.

—  Yorgos Lanthimos, director de cine griego

De la actriz y de las escenas de sexo habló el propio Lanthimos; “era muy importante para mí no hacer una película que fuera mojigata, porque sería como traicionar completamente al personaje principal. Teníamos que estar seguros de que Emma no debía avergonzarse de su cuerpo, de su desnudez o de participar en esas escenas, y ella lo entendió de inmediato”, añadió.

El sexo juega un papel importante en ‘Pobres Criaturas’ y la educación de la joven Bella que aprende lo que le gusta y lo que no le gusta a través de prueba y error. “Es extraño, ¿no? ¿Por qué no hay sexo en las películas?” preguntó Lanthimos. “Es una pena que Emma no pueda estar aquí con nosotros para hablar más sobre esto porque es extraño que solo sea yo quien lo explique. En primer lugar, el sexo es una parte intrínseca de la novela: su libertad incluye la sexualidad. Y en segundo lugar, era muy importante para mí no hacer una película simple porque traicionaría completamente al personaje principal. Teníamos que tener confianza y que el personaje no conociera lo que es tener vergüenza. Emma no tiene por qué avergonzarse de su cuerpo, de su desnudez, ni de participar en esas escenas”.

Además, en el rodaje contaron con una coordinadora de intimidad. “Al principio esta profesión parecía amenazante para la mayor parte de los cineastas, pero es como todo, si das con un buen profesional, te das cuenta de que realmente lo necesitas”, confesó el realizador. Lanthimos despliega una exuberancia visual en la construcción de decorados que convierte Lisboa, París o Londres en versiones distópicas de sí mismas. “Lo primero que hago es ver qué me pide la historia, pero es cierto que en términos cinematográficos me interesa desarrollar un estilo y llevarlo más allá en cada película. Se trataba de hacer algo diferente, un mundo adecuado para ella no podía ser el mundo tal y como lo conocemos” compartió el griego.

El humor negro, un toque de perversión y el absurdo, también son elementos de una filmografía que crece con cada pelicula. En ‘Pobres Criaturas’ Lanthimos ofrece la mejor versión de sí mismo para deleite del público. “Me nutro de lo que observo, leo e imagino, hay algo absurdo en todos los comportamientos humanos, y en la sexualidad también, me parece algo natural” concluyó.

8.2

puntos de 10 es la calificación que le dieron 250 usuarios del portal especializado IDMB a la película.

TT Ads