TT Ads

Representantes de las cinco delegaciones legislativas en la Cámara radicaron el domingo una medida que busca ampliar la política pública dispuesta en la Ley 121-2019 a los fines de combatir el maltrato a los adultos mayores.

El PC-1845, presentado a petición de la Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas (AARP, por sus siglas en inglés) pretende añadir mayores responsabilidades a las agencias concernientes para garantizar el envejecimiento saludable.

Rafael “Tatito” Hernández Montañez explicó que entre las nuevas responsabilidades que el PC-1845 fijaría al Departamento de la Familia (DF) se encuentra fomentar el programa PROSPERA, adscrito a la Administración para el Sustento de Menores (ASUME).

Además, Familia deberá impulsar modelos y servicios orientados a que el individuo pueda permanecer y recibir atención en su hogar y su comunidad, siguiendo los estándares existentes en otras jurisdicciones de los Estados Unidos, denominados como Home Community-Based Services (HCBS, en inglés).

Por su parte, el Departamento de Salud (DS) se vendría obligado a contar con programas preventivos integrales, promoviendo el envejecimiento activo con una visión gerontológica. Mientras, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) debe adaptar sus programas al perfil psicosocial de la población adulta mayor, incluyendo la capacitación para sus familiares, cuidadores y personal que labora con esta población sobre condiciones de salud mental y adicción.

A su vez, el Departamento de la Vivienda tendrá que desarrollar y promover programas de vivienda orientados a la población, que sean asequibles y brinden igualdad de oportunidades para obtener un techo seguro que incluya acceso a servicios de asistencia. De igual forma, el Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) apoyará a los consejos vecinales, sobre todo en comunidades donde existe una población numerosa de adultos mayores.

Estas entidades tendrán como objetivo promover la integración de los servicios gubernamentales para la población adulta mayor y la educación a la población en general sobre la nueva visión de envejecimiento activo. Además, implementarán un plan para el desarrollo de un sistema integrado de cuido a largo plazo en la Isla que atienda las necesidades de la ciudadanía e incluya diversidad de modelos de enfoque en el continuo de vida de las personas”, añadió Hernández Montañez.

De no cumplirse con el mandato establecido en este proyecto de someter informes semestrales que detallen el progreso de las nuevas responsabilidades que tendrá cada agencia, se podrá recurrir al tribunal para exigir el fiel cumplimiento de las disposiciones de la ley.

Con esta iniciativa lograremos la uniformidad de las leyes y servicios a favor de los adultos mayores del país, que es nuestro mayor grupo poblacional y que seguirá aumentando, para que reciban los mejores servicios y atenciones disponibles por parte del gobierno, y así mejorar su calidad de vida”, concluyó Hernández Montañez.

Al líder cameral se le unieron como autores del PC-1845 los portavoces del Partido Popular Democrático, Ángel Matos García; del Partido Nuevo Progresista, Carlos “Johnny” Méndez Núñez; del Proyecto Dignidad, Lisie Burgos Muñiz; del Partido Independentista Puertorriqueño, Denis Márquez Lebrón; y del Movimiento Victoria Ciudadana, José Bernardo Márquez Reyes.

TT Ads