TT Ads

SAN JUAN (AP) — Lee avanzaba el martes al norte de Puerto Rico como un huracán de categoría 3 y los meteorólogos señalaron que permanecerá en aguas abiertas durante esta semana en su camino hacia el Atlántico canadiense.

El meteoro estaba a 9055 kilómetros (555 millas) al sur de las Bermudas con vientos de hasta 185 km/h (115 mph) y avanzaba en dirección oeste-noroeste a 9 km/h (6 mph).

Se emitió un aviso de tormenta tropical para Bermuda y se pronostica que Lee pasará al oeste de la isla el jueves por la noche, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Se espera que para el domingo se haya debilitado hasta convertirse en una tormenta tropical y podría tocar tierra en Nueva Escocia, Canadá, según AccuWeather.

“Se producirá una importante marejada ciclónica además de vientos potentes y riesgo de daños en propiedades”, indicó AccuWeather en un comunicado.

También se esperan vientos e inundaciones en Rhode Island, en el este de Massachusetts, en el sureste de Nuevo Hampshire y en el centro y la costa de Maine, según los meteorólogos.

El meteoro podría comenzar a girar hacia el norte el martes por la tarde con una trayectoria que podría hacerlo pasar justo al oeste de las Bermudas el jueves por la noche, y el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) advirtió que la isla podría experimentar condiciones de tormenta tropical.

Se espera que Lee se debilite en los próximos días al llegar a aguas más frías.

El huracán generaba corrientes de resaca y un oleaje peligroso en las Antillas Menores, las Islas Vírgenes Británicas y de Estados Unidos, Puerto Rico, La Española, las Islas Turcas y Caicos, las Bahamas, las Bermudas y parte de la costa sureste estadounidense. Se espera que esas condiciones se extiendan pronto a la costa este de Estados Unidos.

“Aún es muy pronto para conocer qué nivel de impactos adicionales podría causar Lee a lo largo de la costa este de Estados Unidos y la costa atlántica de Canadá más adelante esta semana y el fin de semana”, señaló el NHC.

Lee es la 12da tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico, que se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre y alcanzó su punto máximo el domingo.

Por otra parte, Margot se convirtió el lunes en el quinto huracán con nombre de la temporada. Estaba a unos 1.430 kilómetros (890 millas) de la costa suroeste de las Azores. Tenía vientos máximos sostenidos de 140 km/h (85 mph) y se movía hacia el norte a 19 km/h (12 mph). No se prevé que toque tierra.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica pronostica que habrá entre 14 y 21 tormentas con nombre, de las cuales entre 6 y 11 se convertirán en huracanes. De ellos, se calcula que de dos a cinco se volverán huracanes de gran tamaño, en las categorías 3, 4 o 5.

TT Ads