TT Ads

Un ambicioso plan de trabajo en fases que pretende mejorar la confiabilidad del sistema eléctrico en los próximos cinco años, fue develado hoy por Juan Saca, principal oficial ejecutivo de LUMA Energy, consorcio que opera el elemento de transmisión y distribución de la red eléctrica de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Luego de que ayer, martes, el consorcio energético anunciara una iniciativa para el desganche de 16,000 millas de vegetación en los próximos dos años, el ejecutivo de LUMA aseguró que el plan, bautizado como “Construyendo Un Mejor Futuro Energético”, en tan solo un año podrá comenzar a reducir sustancialmente la cantidad de interrupciones de energía eléctrica a los abonados y mejoras los servicios al cliente en general.

“Nada es más importante para nosotros que seguir mejorando la confiabilidad del sistema eléctrico y el servicio que les brindamos a nuestros clientes”, aseguró Saca en conferencia de prensa desde las oficinas de LUMA Energy en Santurce.

“Estamos tomando varias medidas para modernizar la infraestructura y mejorar el servicio. Este plan nos permite modernizar 50 subestaciones de las poco más de 400 que ahora mismo hay en Puerto Rico. Estas 50 subestaciones, en los próximos dos años, se irán reparando y reconstruiremos seis subestaciones clave para mejorar la confiabilidad del sistema”, añadió.

Saca indicó que el plan está enfocado en atender las necesidades más urgentes a corto y largo plazo para mejorar la confiabilidad del sistema, en especial, reducir las interrupciones en el servicio eléctrico.

“Puedo decir que se han iniciado 393 proyectos de FEMA para aprobación con sobre $900 millones en fondos federales. 72 de estos proyectos ya están en construcción, que incluyen proyectos de restauración y modernización de subestaciones en lugares clave”, dijo Saca, quien subrayó además los presuntos logros que ha tenido LUMA Energy en cuanto a la reconstrucción del sistema, pero admitió que aún existe mucho por realizar.

El principal ejecutivo de LUMA resaltó que el consorcio ha mejorado las interrupciones al servicio en un 35 por ciento, sin embargo, aseguró que las nuevas iniciativas ese porcentaje se elevaría.

“Entre las metas que tenemos con este plan está mejorar la frecuencia de interrupciones de servicios en un 50 por ciento en los próximos 2 años y mejorar la frecuencia de interrupciones en el servicio en un 75 por ciento en los próximos 5 años”, indicó Saca.

“También instalaremos 300,000 luminarias reemplazadas en los próximos tres años luego de ya haber completado más de 44,000 luminarias. También, reemplazaremos más de 100,000 postes y estructuras, luego de ya haber completado 9,000. Mejoraremos también el centro de control para integrar nuevas tecnologías limpias mientras mejoramos la confiabilidad de la red”, añadió.

Saca habló sobre la instalación de 5,000 reconectadores monofásicos que atenderían las fallas de energía temporera y reenergizaría las líneas sin la necesidad de la activación de brigadas. El titular de LUMA recordó que el 70 por ciento de las interrupciones temporeras se deben a contacto con animales o con vegetación.

“Ahora tendremos la capacidad de revisar eso automáticamente sin tener que enviar una brigada. Esto nos ayudara a identificar las interrupciones más rápido”, dijo.

Por su parte, Mario Hurtado, principal oficial regulatorio de LUMA, señaló tres esfuerzos colaborativos que se realizan para materializar el plan.

“Primero quería señalar que más de 65,000 clientes se han sumado a la medición neta, que eso significa 450 megavatios más en el sistema, que es equivalente a la generación de la planta de AES y es un avance bien grande. Segundo, tenemos varios programas en que hemos estado colaborando para incrementar recursos disponibles para disminuir la posibilidad de que no haya energía para suplir la demanda”, indicó Hurtado.

El gerencial indicó que tanto LUMA como el gobierno de Puerto Rico y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) continúa enfocado en analizar los riesgos y anunció que los 350 megavatios adicionales de energía que FEMA aportó al sistema a través de generadores portátiles, comenzaran a estar operacionales a finales de este mes.

“La tercera es el esfuerzo para hacer un nuevo Plan Integrado de Recursos, que es el plan que legalmente aprueba el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR). Cada tres años se hace uno nuevo y ya hemos empezado con el mismo. Estamos recibiendo el insumo de los clientes para ello”, señaló.

TT Ads