TT Ads

A pesar de los continuos anuncios del gobierno de Puerto Rico sobre impulso a los proyectos de obras permanentes atados a fondos federales por la reconstrucción luego del impacto de los huracanes Irma y María, la realidad es que a seis años de los eventos no hay un despegue de los proyectos de obras pequeñas en todo el archipiélago.

Se trata de proyectos como carreteras y puentes, instalaciones de control de agua, parques e instalaciones recreativas y edificios, entre otros. Son más de 23,000 obras agrupadas en 8,868 grupos de proyectos.

En septiembre de 2022, Metro realizó una radiografía informal sobre la situación de estos proyectos ya obligados por FEMA y encontró en los datos provistos en el Portal de Transparencia administrado por la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés), una diferencia abismal entre el dinero obligado y el dinero desembolsado. Para esa fecha, de los $18,316 millones obligados en las principales agencias de gobierno, solamente $83.9 millones habían sido desembolsados.

Un año más tarde, los dineros desembolsados aumentaron a $1,900 millones de un total de los fondos obligados que a su vez aumentaron a $23,467 millones.

Manuel Laboy Rivera, director ejecutivo de la COR3, fue cauteloso, sin embargo, al indicar si esa proporción ha mejorado sustancialmente desde el pasado año.

El funcionario destacó que al asumir las riendas de la COR3 en 2020, solo el uno por ciento de los proyectos de obras permanentes, equivalente a unos $159 millones del dinero obligado por FEMA, había sido desembolsado.

“Tres años después hemos logrado subir ese número a un ocho por ciento, que son unos $1,900 millones de esos $23,467 millones obligados por FEMA para la reconstrucción de obras permanentes por María”, indicó el director ejecutivo de la COR3.

No obstante, aún quedan por desembolsar $21,567 millones en fondos de FEMA para la construcción de obras permanentes tras el impacto del huracán María.

Sin embargo, lo que sí explicó Laboy es que existe una diferencia entre los desembolsos de proyectos pequeños y los de proyectos de mayor envergadura como, por ejemplo, la reconstrucción y transición de la red eléctrica al uso de energías renovables.

“A los proyectos pequeños FEMA los cataloga como un PW. Mientras sean de menos de $123,100 se le considera pequeño y COR3 lo que hace es firmar la subvención con ese subrecipiente y se le desembolsa el 90 por ciento de los fondos”, explicó el titular de la agencia.

“Esos proyectos representan solo el uno por ciento de los fondos. O sea, que el 99 por ciento de los fondos de María para obra permanente son proyectos grandes y están sujetos a reembolso y la única manera en que el COR3 lo puede desembolsar es si ese subrecipiente nos presenta una solicitud de reembolso o de adelanto contra ese proyecto, y eso se hace proyecto por proyecto”, añadió.

En cuanto a la liquidez de municipios y organizaciones sin fines de lucro para financiar proyectos, el director ejecutivo de la COR3 aseguró que la implementación del sistema de adelantos de capital de trabajo ha sido sumamente efectiva para ayudar a incrementar el número de proyectos de estos subrecipientes.

“El Working Capital Advance ha sido la razón por la cual nosotros hemos podido subir ese porcentaje y eso va a seguir aumentando mientras más municipios y más agencias y más sin fines de lucro desarrollen los proyectos y nos sometan a nosotros solicitudes de reembolsos o adelantos. Que en este caso, donde yo muevo la aguja es con el adelanto”, dijo el funcionario.

Laboy Rivera recalcó que el adelanto de capital provisto por COR3 es una herramienta para los subrecipientes poder comenzar a contratar, pagar consultores e ingenieros y contratistas.

Visibilidad

Con tan solo un vistazo al mapa interactivo en el Portal de Transparencia del gobierno, que lista los proyectos en sus diferentes fases, es notable el estancamiento de proyectos pequeños alrededor de toda la isla.

Por ejemplo, según los datos del portal, Bayamón registra cuatro proyectos de carreteras y puentes completados, cinco en construcción y tres en planificación. En comparación, el municipio de Caguas tiene nueve proyectos de este tipo completados, 14 en construcción y 47 proyectos en planificación.

Asimismo, Barranquitas cuenta con siete proyectos de carreteras y puentes completados, dos en construcción y 60 en planificación.

Laboy Rivera señaló que la falta de gestión por parte de algunos municipios y organizaciones sin fines de lucro en someter solicitudes de adelantos para proyectos pequeños utilizando la alternativa de anticipo de capital de trabajo (Working Capital Advance) ofrecida por la COR3 para este tipo de proyectos es una de las causas del rezago de los proyectos pequeños de reconstrucción.

El titular de la agencia lamentó que aún haya posibles subrecipientes que no han dado prioridad a someter las solicitudes para obtener estos adelantos y comenzar con los proyectos.

“Yo no desembolso si no me someten la solicitud, no es un desembolso automático”, explicó el funcionario. “Cuando se habla de que se obliga el dinero, la gente piensa que los proyectos grandes se desembolsan automáticamente, pero no es así. Los únicos que se desembolsan, digamos automáticamente, porque como sea requieren la firma de un acuerdo de subvención con el subrecipiente, son los pequeños proyectos”, explicó.

“En otras palabras, si un municipio o una sin fines de lucro nunca va al COR3 a pedirme un desembolso que puede ser a modo de reembolso o adelanto, pues la métrica de ese municipio va a ser de cero por más que nos reunamos con ese alcalde o alcaldesa, nos reunamos con su equipo de trabajo, le demos las herramientas, si ese municipio no pide un reembolso o un adelanto, no le puedo desembolsar nada”, insistió.

Laboy Rivera aseguró que la COR3 desembolsa los fondos a estos subrecipientes tan rápido como estos los soliciten y reiteró que la solicitud para el adelanto de fondos de avance de capital es un proceso sencillo que permite el desembolso del dinero en 10 días.

Subastas desiertas

Laboy Rivera reconoció públicamente el mes pasado la lentitud que provocan los procesos de subastas para la adjudicación de contratos que no atraen proponentes, ya que duplican el tiempo el proceso para los subrecipientes.

Según dijo, con frecuencia los procesos de subasta de proyectos no cuentan con ningún proponente dada la escasez de firmas especializadas disponibles para los trabajos.

“Ahora mismo nos encontramos en un punto de inflexión del tipo de proyecto que está entrando al mercado de construcción. Ahora mismo vamos a ver más proyectos medianos y grandes entrando al mercado de construcción, pero eso va a seguir aumentando en lo que pasan los meses y los años, eso versus los primeros proyectos que salían al mercado que eran pequeños y medianos”, dijo Laboy Rivera sobre la falta de mano de obra y otros profesionales de la construcción.

“Ciertamente, y esto se valida con la información que recibimos de la Asociación de Contratistas Generales, de la Asociación de Constructores de Puerto Rico, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores y el Colegio de Arquitectos, entre otros, donde ellos mismos dicen que no dan abasto. El sector de la construcción, que incluye la parte de servicios profesionales, está sumamente saturado. Tienen demasiado de trabajo”, aseguró.

Laboy Rivera también señaló las dificultades con el mercado internacional de materiales y equipo como parte de los factores que han incidido en el retraso con los proyectos de obras permanentes.

“Lo que antes se tardaba un año en llegar, como un equipo grande de algún componente eléctrico, ahora se tarda dos o tres años en llegar. Está ocurriendo en todo el mundo, aquí es agudo porque somos un lugar en plena reconstrucción”, dijo el funcionario.

“Para esos retos estamos trabajando distintas estrategias que se evalúan a corto, largo y mediano plazo de distintas naturalezas en cuestión de cómo se atiende el tema de mano de obra, profesionales, materiales, entregas, entre otras cosas, sin embargo, nosotros no vamos a parar y hemos seguido diligentemente trabajando con las sin fines de lucro, agencias y municipios para que sigan sacando proyectos”, añadió aunque no especificó qué estrategias.

TT Ads