TT Ads

El gobernador Pedro Pierluisi tiene ante su consideración un paquete de enmiendas a la Ley de Armas que liberalizaría el uso de armas de fuego en Puerto Rico.

Se trata de enmiendas que plantean la despenalización de la portación de armas con licencias vencidas; la reducción de sanciones para casos de portación ostentosa, la reducción de las inspecciones de las armerías y la eliminación de una distancia mínima entre escuelas y armerías.

La Cámara de Representantes aprobó esta semana el Proyecto Sustitutivo al PC 575 y PC 382, que llevaba dos años en trámite legislativo y ya había recibido el aval del Senado de Puerto Rico hace dos semanas. La medida recibió 27 votos a favor, 16 en contra y un voto abstenido.

“Luego de múltiples versiones e intentos para flexibilizar la Ley de Armas, ayer la Cámara aprobó este paquete de enmiendas innecesarias. No hay explicación ni fundamento de política pública para estas enmiendas, que no sea que algunos cabilderos las impulsaron y las lograron. Se están debilitando los mecanismos de fiscalización y cumplimiento con la ley, en momentos en que deberíamos robustecerlos. Por eso el gobernador debe vetar este proyecto”, sostuvo el representante José Bernardo Márquez.

De hecho, el legislador del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) impulsa mayor regulación sobre las armas.

“Me parece que la conversación que deberíamos estar teniendo es en la dirección opuesta. ¿Cuáles han sido las implicaciones de la nueva Ley de Armas y el aumento dramático de armas de fuego en nuestras calles? ¿Qué gestiones está realizando la Oficina de Licencias de Armas para promover un cumplimiento estricto con las disposiciones de ley? ¿Qué enmiendas hacen falta para evitar que las armas o municiones caigan en las manos equivocadas?”, cuestionó Márquez.

El representante urgió al gobernador a vetar la medida.

“Estas enmiendas parecen dirigidas a tirarle un toallazo a dos o tres personas en problemas con la ley vigente. No hay otra explicación para la eliminación de la distancia entre escuelas y armerías, ni para pasarle la manita a una persona que no renueva su licencia o porta un arma de forma ostentosa. No estamos hablando de una industria cualquiera, sino de armas de fuego cuya falta de regulación puede tener consecuencias de vida o muerte”, añadió Márquez.

TT Ads