TT Ads

WASHINGTON (AP) — Aproximadamente la mitad de los estadounidenses dicen que tienen poca o nula confianza en que el Departamento de Justicia esté manejando la investigación sobre Hunter Biden de manera imparcial y apartidista, y a 1 de cada 3 le preocupa mucho que el presidente Joe Biden pudiera haber cometido alguna acción indebida en relación con los acuerdos de negocios de su hijo, según una nueva encuesta. Pero la división política es muy marcada.

El 66% de los republicanos —y sólo el 7% de los demócratas— están muy o sumamente preocupados de que Joe Biden haya cometido alguna irregularidad en lo que respecta a los negocios de su hijo, de acuerdo con una encuesta de The Associated Press y el Centro NORC para la Investigación de Asuntos Públicos.

En general, los demócratas son mucho más cautelosos a la hora de culpar al presidente de los negocios de su hijo.

“Así como yo lo veo, si Biden hizo algo incorrecto, entonces debería rendir cuentas por ello”, dijo Pilar DeAvila Pinsley, de 60 años, una demócrata de Nueva York. “Pero no hay pruebas de que así sea”.

El sondeo fue realizado antes de que el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, lanzara una investigación para un posible juicio político. Con ella se pretende vincular al presidente con los negocios de su hijo y desviar la atención de los problemas jurídicos del expresidente Donald Trump, en un momento en que ambos hombres compiten de nuevo por la Casa Blanca.

El fiscal especial, designado por el secretario de Justicia Merrick Garland, imputó el jueves a Hunter Biden de cargos de haber adquirido un arma, un asunto descubierto durante la investigación sobre sus operaciones fiscales. La investigación ha continuado luego de que se vino abajo un acuerdo de culpabilidad este verano.

Durante la pesquisa de años, fiscales federales no han indicado que Joe Biden esté vinculado. Y hasta ahora, los republicanos no han hallado ninguna prueba significativa de alguna acción indebida por parte del mandatario, quien habló a menudo con su hijo cuando era vicepresidente y acudió a una cena de negocios con los socios de su hijo. Por su parte, la Casa Blanca sostiene que Joe Biden no estuvo involucrado en los asuntos de negocios de Hunter.

Esas afirmaciones no han impedido que los estadounidenses sigan preocupados, y los giros en las explicaciones de la Casa Blanca —que en un principio insistió en que Biden nunca había hablado con su hijo sobre sus negocios en el extranjero, y ahora dice que el presidente no participaba en los negocios de su hijo— han causado inquietudes.

Derik Wieland, de 47 años, un republicano que vive en las afueras de Raleigh, Carolina del Norte, dijo que Biden ya ha reconocido algunos de los problemas. “No conozco a un papá que no sepa qué hace su hijo. Me preocuparía un papá que no supiera lo que su hijo estuviera haciendo”.

La encuesta también encontró que apenas el 19% de los estadounidenses confían mucho o plenamente en que el Departamento de Justicia esté llevando a cabo la investigación de manera imparcial y apartidista. Otro 30% tiene un poco de confianza, y un 50% señaló que no confía mucho o en lo absoluto.

Esa postura es particularmente común entre los republicanos: 79% dijo que tiene poca o nada de confianza en la imparcialidad de la investigación. Incluso los demócratas expresan niveles mediocres de confianza: el 33% confía mucho, el 36% confía algo y el 29% confía poco.

La polarización política es un reflejo de la división más amplia en Estados Unidos, y también se han trazado líneas políticas claras en torno a la validez de las elecciones de 2024, y al primer juicio político de Trump.

La encuesta muestra que la mayoría de los estadounidenses, el 56%, dice haber oído hablar al menos algo de las investigaciones sobre Hunter Biden, aunque sólo el 18% dice haber oído hablar mucho. Los republicanos son más propensos que los demócratas a decir que han oído al menos algo sobre las investigaciones (68% a 51%) y que han oído mucho (27% a 13%).

___

La encuesta a 1.146 adultos fue realizada del 7 al 11 de septiembre de 2023, utilizando una muestra extraída del Panel AmeriSpeak del Centro NORC, basado en probabilidades y diseñado para ser representativo de la población estadounidense. El margen de error de muestreo para todos los encuestados es de más o menos 3,9 puntos porcentuales.

TT Ads