TT Ads

A estas alturas no debe albergar duda que tanto en el Partido Nuevo Progresista (PNP) como en el Partido Popular Democrático (PPD) habrá primarias para la gobernación. Mientras en el bando azul medirán fuerza electoral Jenniffer González y Pedro Pierluisi, en la esquina roja el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández y Jesús Manuel Ortiz parecieran encaminarse a un segundo round. En la primaria que tuvieron para la presidencia del PPD en mayo pasado, aunque Ortiz prevaleció, el resultado fue casi un empate. En ese sentido, Hernández no se siente, ni está fuera de carrera. ¿Aspirará José Luis Dalmau para la candidatura? No lo veo, pero en política no se puede descartar eso o que surja algún nombre que no se haya considerado.

En el caso de la candidatura a comisionado residente, en el PPD Pablo José Hernández corre solo y en el PNP se sabe del interés del senador William Villafañe y del representante José Enrique “Quiquito” Meléndez. El Dr. Carlos Mellado anunció el jueves de la semana pasada en NotiUno 630 que no va a aspirar y que su interés es quedarse como secretario de Salud junto al gobernador Pedro Pierluisi. De hecho, a preguntas del periodista Normando Valentín, Mellado dijo que en el caso de que Jenniffer González prevaleciera en una primaria frente a Pierluisi y que eventualmente se convirtiera en gobernadora, no estaría disponible para trabajar con ella en su gabinete. “Yo soy una persona leal”, planteó Mellado.

Cuando uno mira todos los posibles candidatos a esos dos principales puestos electorales, la realidad es que por el momento se inclina a pensar que estas elecciones las definirá el dinero, quién tiene más caudal económico para invertir. La ventaja al día de hoy la tiene el gobernador y en un distante segundo lugar la comisionada residente. En un sólido tercer lugar está Hernández. Jenniffer González ha recaudado la mayoría del dinero para el puesto que ocupa, no obstante, es un dinero que puede utilizarse para una campaña para la gobernación luego de un proceso y cumplir con unas condiciones. Obviamente cuando anuncie su aspiración para retar al gobernador, seguramente se disparará sus recaudaciones, aunque no necesariamente como para alcanzar al gobernador que, por su puesto, es normal que sea quien más dinero recaude.

La entrada del Lcdo. Elías Sánchez al equipo de Jenniffer González podría tener también ese fin de cumplir con unas cuotas de dinero. Aunque ella negó tres veces que él fuera parte de su equipo, dijo que es una figura bienvenida. Sánchez no es una persona de ayudar “de afuerita” y su fin es ocupar espacios protagónicos y con poder decisional.u No obstante, también puede resultar ser una figura controversial para algunos sectores. Por eso el juego de palabras de “no es parte, pero es bienvenido”, lo veo como una estrategia de introducirlo poco a poco para tomar temperatura.

El Lcdo. Sánchez probablemente sea el poder real en la campaña de Jenniffer González, aunque pongan a otra persona a dar el frente como “director”, precisamente para apaciguar controversia, si alguna. De hecho, en la campaña de Ricardo Rosselló en el 2016 crearon un puesto de “secretario general” de la campaña y nombraron a William Villafañe, para restarle poder a Sánchez ante las preocupaciones, según trascendió en aquel momento, de Pedro Rosselló, quién alegadamente no congeniaba con Elías.

Lo que es una “fortaleza” en el PNP, cuyos candidatos lideran las recaudaciones, es la debilidad del PPD. Pablo José Hernández es el más enfocado en levantar fondos y en tratar de proyectarlo publicando con alguna frecuencia lo que tiene en caja. Sin embargo, no son cantidades impresionantes al momento. Estamos a nueve meses de las primarias y a trece meses las elecciones. Cuando uno mira las recaudaciones de los potenciales candidatos de la pava, pues se rasca la cabeza y se pregunta cómo piensan que pueden lograr una campaña impactante y asertiva con los bolsillos casi pelaos. Ciertamente las elecciones no son en un mes, pero ¿usted sabe lo que hay que levantar de aquí a noviembre del 2024? El panorama económico para los candidatos a la gobernación del PPD es exageradamente retante. Quizás alguien me diga que será una campaña de “vergüenza contra dinero” y la pregunta sería si alguno de los candidatos tiene la fuerza, el impacto y la magnitud de “El Vate”, Luis Muñoz Marín.

Estas elecciones el dinero para las campañas jugarán aún más un papel crucial y salvo que exploten los Super PACs para desviar y burlar los límites, pues no veo como se vaya a alcanzar a los que más han recaudado.

Más columnas de Alex Delgado:

TT Ads