TT Ads

Bienvenidos a la Semana 2. La jornada en donde las preguntas se acumulan, y las respuestas llegan a cuentagotas.

La semana de las reacciones desmedidas.

¿En verdad Patrick Mahomes y Joe Burrow están en dificultades? ¿Los problemas de precisión de Josh Allen tienen solución? ¿Los Bears cometieron un error al depositar toda su confianza en Justin Fields? ¿Jordan Love es en verdad el digno sucesor de Brett Favre y Aaron Rodgers? ¿Shane Steichen se llevó los secretos de la ofensiva de los Eagles consigo a Indianápolis y dejó al descubierto a Jalen Hurts?

Todas esas preguntas no se responderán el próximo domingo, sino durante 17 largas semanas. Lo que no parece estar en discusión luego de apenas una semana de acción es que el panorama de los Jets es mucho más oscuro ahora que han perdido a Rodgers por toda la temporada y que los Cowboys ratificaron su posición como una de las defensivas más temibles de la NFL luego de la exhibición de la semana pasada ante los Giants.

La siguiente prueba de los Cowboys (1-0) no será ante Aaron Rodgers, sino ante un Zach Wilson que retoma los controles de los Jets y busca su primer triunfo como titular desde la novena jornada de la campaña anterior, en apenas uno de tres partidos esta semana entre equipos con marca ganadora.

El panorama no es alentador. Nueva York promedia apenas 16,4 puntos en los 23 inicios de Wilson en la NFL y enfrente tienen a un equipo que no sólo dejó a los Giants en blanco en el primer partido de la campaña, sino que de paso acumuló siete derribos, interceptó un pase, recuperó un balón suelto y concedió únicamente 171 yardas.

Pero los Jets (1-0), ganadores de los últimos tres enfrentamientos de la serie ante Dallas, también tienen los elementos para arruinarle la velada a Dak Prescott y el potente ataque de los Cowboys. El lunes por la noche robaron cuatro balones, incluidas tres intercepciones de Jordan Whitehead y limitaron a los Bills a tan sólo dos viajes a la zona roja.

Dallas presumió una ofensiva balanceada con 25 intentos de pase 143 yardas y 30 acarreos para 122. Eso sin contar anotaciones en defensiva y equipos especiales ante los Giants. Una actuación similar ante el otro equipo de Nueva York sería suficiente para desprenderse cualquier etiqueta. Al menos por ahora.

49ERS (1-0) en L.A. RAMS (1-0)

Brock Purdy, Nick Bosa y los 49ers lanzaron un mensaje fuerte y claro al resto de la liga con una actuación dominante en su visita a Pittsburgh para poner en marcha la temporada. Los Rams, sin embargo, estaban muy ocupados protagonizando una de las mayores sorpresas de la semana como para poner atención a cualquier tipo de aviso.

Purdy lanzó dos pases de touchdown para alargar a seis cadena de partidos con al menos dos envíos anotadores para iniciar su trayectoria en la NFL y necesita uno más para igualar la marca de Billy Volek. Es que la última selección del draft de 2022 no sabe perder.

Eso bien podría aplicarse a todo el equipo de San Francisco cuando se trata de enfrentarse a los Rams. Los 49ers han ganado los últimos ocho enfrentamientos de la serie y el común denominador en esas ocho victorias ha sido una defensiva dominante que ha concedido 20 puntos o menos en seis de esos encuentros.

De acuerdo a lo mostrado el domingo en Pittsburgh, las cosas no han cambiado mucho en San Francisco. La defensiva interceptó dos pases, admitió apenas 41 yardas terrestres y no concedió un primer down hasta la sexta serie ofensiva de los Steelers.

Pero Matthew Stafford ha visto de todo en sus 15 años en la NFL. Y, aún sin contar con el estelar Cooper Kupp, o algún otro jugador de renombre en todo caso, el veterano fue capaz de poner en marcha a una ofensiva de Los Ángeles que acumuló 334 yardas por la vía aérea y capitalizó sus tres viajes a la zona roja en la victoria en casa de los Seahawks el domingo anterior.

CHIEFS (0-1) en JACKSONVILLE (1-0)

Si los Jaguars buscan vengar su derrota en la ronda divisional de los playoffs de la temporada pasada ante los eventuales campeones Chiefs, difícilmente van a tener una mejor oportunidad.

La disponibilidad del estelar tight end de Kansas City Travis Kelce continúa en el aire, las inseguras manos de Kadarius Toney continúan en la alineación de los Chiefs y Patrick Mahomes parece no contar con un receptor confiable. Al menos en el papel.

Pero Jacksonville ya ha estado antes en esta posición. Apenas en enero pasado, estaba cabeza a cabeza con los Chiefs, pero no pudo sacar provecho a la lesión de Mahomes en el tobillo y sucumbió 27-20.

En aquella ocasión, los Jaguars no pudieron reponerse de dos pérdidas de balón. Estuvieron a punto de sufrir el mismo destino la semana pasada ante los Colts antes de remontar en el último cuarto para llegar a siete victorias en sus últimos ocho partidos de campaña regular.

EL RESTO DE LA SEMANA

La segunda jornada de campaña regular inicia el jueves por la noche con la visita de los Vikings (0-1) a Filadelfia (1-0). El quarterback de Minnesota Kirk Cousins tiene marca en su carrera de 2-16 en horario estelar ante equipos con registro positivo.

La acción continúa el domingo con los siguientes partidos: Packers (1-0) en Atlanta (1-0); Raiders (1-0) en Buffalo (0-1); Ravens (1-0) en Cincinnati (0-1); Seahawks (0-1) en Detroit (1-0); Chargers (0-1) en Tennessee (0-1); Bears (0-1) en Tampa Bay (1-0); Colts (0-1) en Houston (0-1); Giants (0-1) en Arizona (0-1); Commanders (1-0) en Denver (0-1); y Dolphins (1-0) en Nueva Inglaterra (0-1).

La semana concluye el lunes por la noche con la visita de los Browns (1-0) a Pittsburgh (0-1), duelo entre rivales del Norte de la AFC. Los Steelers han ganado tres de los últimos cuatro enfrentamientos.

TT Ads