TT Ads

LOS ANGELES (AP) — Si Sean “Diddy” Combs tuviera opción, estaría refugiado en un estudio de grabación en lugar de dirigir sus numerosos negocios exitosos.

Durante más de una década, Diddy dejó en suspenso la creación de álbumes. Él atribuye a un sueño nocturno de hace un par de años el mérito de haberlo despertado de su letargo musical.

“Pasé por muchas cosas en la vida y luego, un día, recibí ese llamado de Dios. Ella dijo: ‘Es hora’”, recordó en una entrevista reciente. El artista galardonado con tres Grammy dijo que la suave voz que escuchó lo motivó instantáneamente a volver a centrar su atención en hacer su propia música.

El viernes, Diddy lanzó su nuevo álbum titulado “The Love Album – Off the Grid”. Su quinto proyecto de estudio cuenta con casi 30 invitados, entre ellos Mary J. Blige, Justin Bieber, H.E.R., Babyface, John Legend, Busta Rhymes, Summer Walker, Teyana Taylor, Coco Jones y Jazmine Sullivan. El sencillo principal del álbum, “Another One of Me”, incluye a The Weeknd, French Montana y 21 Savage.

Es su primer proyecto de estudio en solitario desde su éxito de 2006, “Press Play”, que tuvo dos sencillos entre los 10 primeros puestos en las listas de popularidad: “Last Night” con Keyshia Cole y “Come to Me” con Nicole Scherzinger.

Después de su epifanía, Diddy construyó un estudio de grabación en su casa y comenzó a trabajar.

“Era Dios como mujer. … Y pensé: ‘Es hora’”, dijo, describiendo su sueño.

“Me estaba haciendo la pregunta: ‘Si tuvieras que hacer una cosa por el resto de tu vida, ¿qué harías?‘

”‘¿Qué te traería alegría?’ Eso sería música”, señaló.

”‘¿Qué te ha ayudado a tener un efecto positivo en el mundo? Eso sería la música’. Pero yo no estaba haciendo música. A partir de ese momento, me lancé de cabeza a este proyecto”.

Pero primero tuvo que liberarse de sus responsabilidades comerciales. Diddy tenía mucho en qué delegar, es el director de su popular sello Bad Boy Records, de Revolt TV y su enfoque en la música, de línea de moda Sean John y de Empower Global, un mercado especializado en marcas propiedad de negros que se lanzó en julio.

Este mes, Diddy reasignó sus derechos de publicación de Bad Boy a artistas y compositores. La medida se produjo después de que algunos lo criticaran a lo largo de los años por maltratar a sus artistas.

“Me apasiona impulsar el progreso en todas las industrias”, dijo a The Associated Press después de la entrevista. “Si hablo de cambio, me comprometo a ser un participante activo en ese cambio. Reasignar la publicación (de música) fue simplemente lo correcto”.

Diddy era uno de los interesados en comprar BET Media Group hasta que Paramount Global decidió no vender la participación mayoritaria del canal de televisión. Está en una disputa con el gigante de bebidas alcohólicas Diageo después de que demandó a la compañía por acusaciones de racismo por la forma en que manejan sus marcas de licores. La empresa niega sus afirmaciones.

“Me encanta ser un hombre de negocios. Ese es mi trabajo. Hacer música es mi amor”, dijo Diddy, quien recibió el martes el premio Global Icon en los Premios MTV a los Videos Musicales. Recientemente, donó un millón de dólares al equipo de fútbol de la Universidad Estatal de Jackson y otro millón al fondo Earn Your Leisure, que se espera que se utilice para inversiones en educación financiera.

“Tuve que tener amor propio y elegir lo que realmente amo hacer. Los negocios todavía se están haciendo. Pero no puedo estar en ninguna reunión durante tres o cuatro horas como máximo. Necesito hacer música, vivir la vida y difundir esta frecuencia de amor. Voy a manejar mi negocio. Pero esto de aquí es como un niño en una tienda de dulces. Esto es lo que me encanta hacer. Esta es mi alegría. Esta es mi bendición”.

Diddy dijo que la parte más gratificante durante el proceso de grabación fue trabajar con todos los artistas, productores y escritores. Se imaginó cómo debió sentirse el fundador de Motown Records, Berry Gordy, cuando estrellas como The Temptations y Marvin Gaye grabaron en el estudio de Hitsville U.S.A. en aquellos días.

“Me hacía cargo del estudio”, dijo. “Todos llamaban para ser parte del ‘Love Album’. Nadie me hizo esperar más de 30 segundos para recibir una respuesta si querían hacerlo. Todo fue auténtico. Doy gracias a Dios, nadie me dijo ‘No’”.

Diddy dijo que quería contar una historia en el álbum que reflejara su vida amorosa llena de diversión.

“Era importante hacer un álbum con el que la gente pudiera hacer el amor, música para hacer bebés, para que bailaran y estuvieran fuera de la red durante 48 horas”, dijo. “Apaga tu teléfono y enciérrate con tu pareja. Ríe, baila, llora, haz el amor, come, relájate y hazlo todo de nuevo. Eso es importante.”

TT Ads