TT Ads

Las 1,200 plazas de empleados del Gobierno de Puerto Rico que se acojan al retiro por concepto de la Ley 80 no podrán ser llenadas nuevamente, según estableció la Junta de Control Fiscal, dijo el lunes el gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia.

“Establecimos los criterios para que pudieran tener el 50 por ciento del retiro asegurado. Esas personas que se retiren, no podían tener puestos esenciales en el gobierno. Ese es un requisito. El otro es que el gobierno no vuelva a reclutarlos luego de que se retiren”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Según el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal, Omar Marrero Díaz, la Junta estableció quienes serán los empleados que se pueden retirar.

“Básicamente la Junta estableció quiénes eran los empleados. Eso se hizo en coordinación con las distintas agencias, los empleados solicitaron, los jefes de agencia tuvieron que analizar nuevamente la lista, para asegurar que eran no esenciales. Así que ya esto básicamente es la lista final que estableció la Junta. Nosotros luchamos por más, es la realidad, pero reconocemos que dentro de ese proceso de reestructuración, la Junta tiene la última palabra y ellos determinaron que eran ciertas personas que se podían retirar”, sostuvo Marrero Díaz.

Se espera que para mediados del próximo año los 1,200 empleados se pueden retirar con el 50 por ciento de su salario.

El viernes, se anunció que el Gobierno de Puerto Rico y la Junta Fiscal radicaron la estipulación ante el Tribunal Federal para la implantación parcial de la Ley 80-2020 para empleados cuyas plazas fueron catalogadas como no esenciales por sus patronos.

TT Ads