TT Ads

El administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), el doctor Carlos Rodríguez Mateo, anunció, en inspección ocular del Hospital de Psiquiatría General Dr. Ramón Fernández Marina, que a principios de 2024, iniciará la construcción de un nuevo hospital psiquiátrico, en Bayamón.

“Se está trabajando para la construcción de un nuevo y moderno hospital psiquiátrico en los terrenos del HURRA (Hospital Universitario Dr. Ramón Ruiz Arnau), en Bayamón. Se destinaron $105 millones para la construcción del hospital a través de fondos de Vivienda federal. Estamos en la fase de diseño a un costo de $4 millones”, elaboró. “No solamente vamos a tener una planta física moderna, sino que en cupo tendremos el doble de espacio para atender a nuestros espacios, así que vamos a duplicar la cantidad de camas (a 400 camas)”, expresó el administrador de ASSMCA.

El Hospital Psiquiátrico, explicó el funcionario, pasaría a ser parte de un programa de hogares menos restrictivos, que son un componente del proceso de transición de los pacientes internados hacia la comunidad. “Una vez las facilidades del nuevo hospital comiencen, esta facilidad se puede reconvertir en esos espacios menos restrictivos, lo que es hoy el espacio de hogar. Además de eso, que se pueda convertir esto en centros para hospitalización parcial”, sostuvo.

Según datos compartidos en la vista ocular, convocada por la presidenta de la Comisión de Impacto Comunitario, la representante Lydia Méndez Silva, actualmente, el Hospital Psiquiátrico General tiene 164 pacientes internados y cuenta con 157 enfermeras, ocho psiquiatras permanentes, dos internistas por contrato y ocho médicos clínicos.

Múltiples escollos dentro del Hospital Psiquiátrico

Junto a la licenciada Carmen Bonet Vázquez, directora ejecutiva del Hospital Psiquiátrico General, y más profesionales de salud del hospital, Rodríguez Mateo mencionó que, entre los mayores problemas que enfrenta el hospital, son las limitaciones presupuestarias. Confirmaron que no reciben fondos federales para manejar los tres hospitales psiquiátricos, que incluyen el Hospital Psiquiátrico Forense en San Juan y otro en Ponce, pues se administran con fondos estatales.

Los servicios ofrecidos a los pacientes de ambos hospitales en San Juan y Ponce, que albergan pacientes imputados de delito, no se limitan a salud mental, porque también padecen de condiciones crónicas como diabetes e hipertensión. “Cada vez que un paciente tiene una condición física, como una operación, tenemos que salir nosotros al Centro Médico y nos facturan a nosotros”, indicó.

El funcionario añadió que también usan fondos estatales para la subcontratación de programas de hogares.

“Uno de los problemas más grandes que tenemos en Puerto Rico es de los hogares para pacientes de salud mental porque nosotros competimos con dos agencias hermanas — [Departamento de] Familia y [Departamento de] Educación, que también en sus programas contratan hogares para pacientes de salud mental. Ellos pueden, con fondos federales, pagar los hogares y las tarifas son mucho más altas que las de nosotros. En el lugar del dueño del hogar, si por el mismo espacio voy a pagar esta cantidad y, por ese mismo espacio y servicio, [el Departamento de] Familia va a pagar el doble, para nosotros, es una competencia desleal”, sostuvo.

Además, confirmó que el Hospital Psiquiátrico no recibía pagos de las aseguradoras médicas porque había perdido su licencia, pues solo contaban con una certificación provisional del Departamento de Salud (DS). El centro hospitalario recibió la licencia permanente del DS en diciembre de 2022 y se acreditó por la Joint Commission —agencia acreditadora nacional de centros de salud— en junio de este año.

Desde su reacreditación, “estamos en el proceso de recontratar con todo el mundo”, indicó, refiriéndose a las aseguradoras médicas. El administrador explicó que realizaron una contratación capitada (cantidad fija) para la hospitalización en el Hospital Psiquiátrico con tres aseguradoras del Plan Vital a través de APS. Denunció, sin embargo, que “esa capitación no se ajusta a la realidad del gasto”, que es alrededor de $400 mil y estimó que debe ser cerca de $850 mil.

“Estamos buscando un punto medio, pero llevamos un año y medio buscándolo con APS”, declaró.

Joaquín A. Rosado Lebrón cubre temas de salud para Metro Puerto Rico a través del programa Report for America.

TT Ads