TT Ads

La colombiana de 23 años, Laura Sofía Amaya, fue de España al sur de Bogotá, Colombia para una cirugía estética y falleció tras tener convulsiones. Su prima, Gabriela Duarte, le advirtió sobre lo que ella pasó cuando se hizo una operación en ese lugar, pero ya tenía todo pago.

Según reportó el noticiario colombiano, Noticias Caracol, Duarte señaló que Laura se practicó una lipoescultura en dicho lugar por recomendación de varias conocidas que se habían operado allí.

“Esta mujer la cita el viernes 15 de septiembre, Sofi llega a las 10 de la mañana, la cirugía tenía que terminar a la una de la tarde. La cirugía se complicó. Sofi empieza a convulsionar, hubo un descuido de esta supuesta cirujana, pues Sofi se les cayó de la camilla, las convulsiones empeoraron y al final la mujer decide llevarla a la Clínica Olaya, pero llegó allí con los signos muy bajitos. La reanimaron, la entubaron, pero Sofi no sobrevivió”, lamentó Duarte.

Duarte aseguró que tuvo los mismos síntomas que su prima después de su cirugía estética. Sin embargo, la mujer que la operó aseguró que todo estaba dentro de los parámetros normales y “todavía presento problemas de salud”.

“Nosotras dimos con ella porque muchas conocidas se habían operado con Brenda (la mujer que hizo el procedimiento). Los resultados al inicio eran geniales, ellos se hacían notar mucho por redes sociales. Ella se nos presentó a nosotros como médica esteticista profesional, entonces nosotras confiamos. Eso no era una clínica, era un local”, explicó.

Actualmente, no aparecen las redes sociales de la mujer que realizó la cirugía.

El caso ya está en manos de la Fiscalía General de la Nación. La Secretaría de Salud de Bogotá entregó toda la información pertinente a las autoridades para verificar si el sitio cumplía con todos los requisitos para realizar este tipo de procedimientos.

Hasta el momento, las autoridades no tienen pistas de dónde se encuentra esta persona.

TT Ads