TT Ads

El Secretario del Departamento de Agricultura Federal, Thomas Vilsack anunció que cuatro instituciones, dos en Puerto Rico y dos en las Islas Vírgenes Estadounidenses, recibirán 13 millones de dólares provenientes de la Ley de Reducción de Inflación para implementar proyectos que busquen expandir el acceso a árboles y espacios verdes en zonas urbanas.

El desembolso, que en su totalidad comprende unos mil millones de dólares y otros 381 proyectos a nivel nacional, estará siendo administrado a nivel local por el Programa de Silvicultura Comunitaria y Urbana del Servicio Forestal, adscrito a la oficina de Silvicultura Estatal, Privada y Tribal del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical en San Juan.

“Además de atender asuntos de reforestación urbana, los fondos a ser distribuidos son de suma importancia para nuestras comunidades ya que los mismos servirán para fortalecer economías locales y crear nuevas oportunidades económicas en comunidades urbanas desventajadas.”, comentó Magaly Figueroa, Manejadora del Programa de Silvicultura Estatal, Privada y Tribal del Instituto.

Los proyectos a ser manejados en Puerto Rico fueron sometidos por el Caribbean Regenerative Community Development, Inc. y la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. El proyecto de la primera organización estará dirigido a incrementar el acceso a alimentos frescos y a combatir el problema de inundaciones y calor extremo. Para esto, la iniciativa propone establecer bosques de árboles frutales en diferentes zonas urbanas de la isla. Por su parte el proyecto de la Universidad de Puerto Rico unirá a sectores académicos y civiles para llevar a cabo diferentes iniciativas dirigidas a mejorar el acceso a la naturaleza y a crear comunidades climáticas y ambientalmente resilientes.

“Los fondos asignados a estos proyectos no pueden llegar en mejor momento. Las olas de calor extremo y los huracanes de alta intensidad cada vez más recurrentes reafirman la necesidad tener más árboles y zonas verdes ya que estos ayudan a moderar el clima, particularmente en nuestras zonas urbanas.”, resaltó Darién López-Ocasio, Dasónoma del Estado del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en San Juan.

En las Islas Vírgenes Estadounidenses, el Jardín Botánico de St. George Village recibirá fondos para llevar a cabo proyectos de reforestación en sus facilidades y en varias escuelas, mientras que el Virgin Islands Trail Alliance se enfocará en la revitalización forestal y en la remoción de especies invasivas de bosques urbanos en la isla de St. Croix.

“Hay una multitud de servicios ecosistémicos proporcionados por los bosques y los árboles que apoyan la producción de alimentos, la nutrición, la sostenibilidad, así como la salud ambiental y humana. A menudo, la disponibilidad de espacios ambientalmente saludables es escasa en las áreas urbanas, lo que hace que las personas sean más susceptibles a problemas como el efecto de calor urbano, los desiertos alimentarios y los problemas mentales o físicos relacionados. Estos fondos están destinados a reducir esa brecha.”, indicó la Dra. Grizelle Gonzalez, Directora del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical.

Además de mejorar las condiciones forestales y climáticas de las zonas urbanas, el desembolso de estos fondos adelanta la Iniciativa Justicia 40 (https://www.whitehouse.gov/environmentaljustice/justice40/) promulgada por la administración Biden. La misma busca que al menos el 40% de los beneficios que surjan de inversiones federales se dirijan a comunidades desventajadas que sean marginalizadas, sub-atendidas y/o avasalladas por problemas de contaminación.

TT Ads