TT Ads

La reserva natural de Mar Chiquita en Manatí está segura, por ahora, luego que el Tribunal de Apelaciones (TA) rechazó un recurso que pretendía dar marcha atrás a los procesos que culminaron con la declaración de conservación en esta zona.

El pasado 16 de junio, la Junta de Planificación (JP) publicó un Aviso de Subsanación sobre la Adopción y Aprobación de siete Reservas Naturales y una Reserva Agrícola que originalmente habían sido adoptadas y aprobadas por órdenes ejecutivas en 2016, entre las que se incluía Mar Chiquita.

Tras la publicación, la corporación FDR 1500 Corp., propietaria de terrenos en la reserva natural en Manatí, impugnó el proceso de adopción y aprobación de la Reserva Natural y su Plan Sectorial alegando varios errores o incumplimientos procesales, con respecto a la participación ciudadana, los términos que supuestamente debieron cumplirse y la alegada falta de recomendación de ciertas agencias administrativas.

En el recurso, se solicitó al Tribunal de Apelaciones invalidar el proceso de adopción de la Reserva Natural por presuntamente haberse incumplido con la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme (LPAU) y el debido proceso de ley.

Posteriormente, el Municipio de Manatí solicitó intervenir en el caso como parte afectada por una posible determinación del Tribunal y pidió que se desestimara el recurso de FDR 1500 Corp. por falta de jurisdicción ya que el Tribunal Supremo había validado las reservas naturales en el caso Sierra Club y otros v. Junta de Planificación en 2019.

También se unió al caso el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico y Para La Naturaleza, Inc.

Por su parte, al defender el aviso publicado que dio paso al recurso de la corporación, la JP argumentó que el mismo pretendía concluir procesos administrativos pendientes desde que se declaró a Mar Chiquita como reserva natural.

Tras escuchar las partes, el panel de jueces del AP falló en contra del Recurso de Revisión presentado por FDR 1500 Corp. reconociendo la determinación del Supremo y la validez de los procedimientos realizados por la JP con respecto a la Reserva Natural de Mar Chiquita y su Plan Sectorial. Asimismo, el TA, aunque dijo que el aviso publicado por la Junta “es inconsecuente en cuanto a la validez de la Resolución PS-MCH, por haber sido esta afirmada mediante determinación judicial”, concluyó que la publicación fue “razonable”.

El alcalde de Manatí, José Sánchez González, sostuvo que la determinación del Tribunal de Apelaciones representa un triunfo para el pueblo.

“Un logro colectivo donde el pueblo y nuestros recursos naturales han triunfado y por esta razón es de gran importancia reconocer la dinámica y colaboración que ocurrió entre las organizaciones comunitarias, ambientales, sin fines de lucro y el Municipio de Manatí, donde se mantuvieron en la misma postura de que las Reservas Naturales incluyendo la de Mar Chiquita está y seguirá vigente desde su designación y aprobación en el 2016. Éste es un ejemplo de lo que define una gobernanza compartida”, sostuvo el alcalde.

A principios de mes, la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad un proyecto para convertir en ley la designación de Mar Chiquita como una reserva natural.

La medida dispone como reglamento que la JP cumplirá con su responsabilidad de revisar, actualizar y adoptar planes de usos de terrenos, planes sectoriales, reglamentos y normas basadas en lo dispuesto en la Ley 75 de 1975 y en la Ley 550 de 2004, conocida como la Ley para el Plan de Uso de Terrenos. La agencia tendrá un término no mayor de 60 días a partir de la vigencia de la ley para cumplir con lo dispuesto.

TT Ads