TT Ads

El perro del presidente estadounidense Joe Biden, Commander, ha mordido a otro agente del Servicio Secreto.

Un agente del Servicio Secreto fue mordido por el perro alrededor de las 8 de la noche del lunes en la Casa Blanca y fue atendido por el personal médico que se encontraba en la residencia presidencial, informó Anthony Guglielmi, jefe de comunicaciones del Servicio Secreto. El agente se encuentra bien, añadió.

Elizabeth Alexander, directora de comunicaciones de la primera dama Jill Biden, dijo que “la Casa Blanca puede ser un entorno estresante para las mascotas de la familia, y la familia presidencial sigue trabajando en formas para ayudar a que Commander maneje la naturaleza a menudo impredecible de los terrenos de la Casa Blanca”.

Añadió que los Biden están “sumamente agradecidos con el Servicio Secreto y el personal de la residencia ejecutiva por todo lo que hacen para mantener su seguridad, la de su familia y la del país”.

El perro de raza pastor alemán ha mordido o atacado al personal del Servicio Secreto al menos otras 10 ocasiones entre octubre de 2022 y enero de este año, incluido un incidente en el que el agente tuvo que acudir al hospital, de acuerdo con los registros del Departamento de Seguridad Nacional.

Commander es el segundo perro de los Biden que tiene un comportamiento agresivo, como morder al personal del Servicio Secreto y de la Casa Blanca. La pareja finalmente envió al primer perro, un pastor alemán llamado Major, a vivir con unos amigos en Delaware tras incidentes similares.

El Servicio Secreto proporciona protección de seguridad para el presidente y su familia, y varios de sus agentes están desplegados en la mansión ejecutiva y en sus enormes terrenos.

Biden recibió a Commander en diciembre de 2021 como regalo de su hermano James. La familia también tiene un gato, Willow.

TT Ads