TT Ads

MANILA, Filipinas (AP) — Un terremoto con una magnitud preliminar de 7,6 sacudió este sábado las costas de Mindanao, en Filipinas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) emitió una alerta de tsunami para la región.

El sismo se produjo a las 22:37 horas y se midió a una profundidad de 32 kilómetros (20 millas).

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico dijo que, basándose en la magnitud y la ubicación, se prevé que olas de tsunami azoten Filipinas, Indonesia, Palaos y Malasia.

Una agencia del gobierno filipino aconsejó a los residentes de las provincias de Surigao Del Sur y Davao Oriental, en la costa oriental de Mindanao, que se fueran de inmediato a zonas más altas o se trasladaran tierra adentro.

De acuerdo con la Red Sísmica, un terremoto es el movimiento rápido y súbito provocado por la liberación de energía que surge del interior de la Tierra.

Este movimiento ocurre a lo largo de la superficie entre dos bloques, lo cual se conoce como falla. El punto en la falla donde ocurre el primer movimiento o ruptura se llama “hipocentro”.

Los terremotos son causados directa o indirectamente por movimientos de las placas tectónicas. Las placas tectónicas se mueven por corrientes de convección que son generadas en el manto de la Tierra”, explicó la entidad en su portal web

De acuerdo con el Centro Internacional de Información sobre Tsunamis (ITIC, en inglés), los tsunamis son olas o series de olas de gran energía que se generan en el océano debido a eventos como terremotos, erupciones volcánicas, deslizamientos de tierra submarinos u otros disturbios submarinos significativos.

Cuando ocurre uno de estos eventos, la energía liberada se transfiere al agua y se generan ondas que se propagan hacia afuera desde el punto de origen. Estas ondas pueden viajar a través del océano a gran velocidad y, cuando llegan a la costa, pueden aumentar su altura debido al cambio en la profundidad del agua.

TT Ads