TT Ads

En los climas tropicales, como en Puerto Rico, el aire acondicionado del automóvil se convierte en un aliado indispensable para garantizar un viaje cómodo y seguro, sin embargo, su uso incorrecto puede afectar tanto el rendimiento del vehículo como el consumo de combustible.

El buen mantenimiento del sistema de aire acondicionado se erige como el primer pilar fundamental. Antes de que las altas temperaturas se apoderen por completo, es esencial realizar una revisión exhaustiva, asegurándose de que el refrigerante esté en niveles óptimos y que no existan fugas.

Además, cambiar o limpiar el filtro de aire del habitáculo según las indicaciones del fabricante no solo mejora la calidad del aire sino que también contribuye a un rendimiento más eficiente del sistema. Un sistema en buen estado no solo proporciona aire fresco, sino que también minimiza el desgaste del vehículo y su impacto ambiental.

1. Estacione en la sombra

Las altas temperaturas ayudarán a que todo el sistema del vehículo o de la camioneta se caliente, por lo que lo ideal es poder parquear bajo la sombra para evitar el sobrecalentamiento del habitáculo, esto también ayudará para que el aire acondicionado al prender el motor, pueda enfriarlo con mayor eficacia.

2. Ventile su auto antes de encender el aire acondicionado

El mayor error que comenten los conductores es encender el aire acondicionado en el nivel más alto apenas ingresan a su vehículo, puesto que esto en vez de enfriar el habitáculo creará el efecto contrario, hará que recircule el aire caliente, por lo que los expertos aconsejan es que lo primero que se debe hacer es abrir las puertas y las ventanas por unos cuantos minutos para que se ventile y entre aire fresco, luego de ello, ya se podrá activar el aire acondicionado para que cumpla correctamente su función.

3. Rejillas orientadas de forma correcta

Evite orientar las rejillas de salida del aire acondicionado directamente hacia usted, puesto que esto impide que el aire se distribuya de manera uniforme por todo el interior del vehículo. Lo idea sería que estos apunten hacia arriba sin tener contacto directo con el rostro de los pasajeros.

4. Inicie el aire acondicionado en el primer nivel

Lo que muchos no saben es que la temperatura interior de los vehículos en tierra caliente suele ser más alta que la del exterior, por lo que se recomienda iniciarlo poco a poco, comenzando por el nivel más bajo para que extraiga el aire exterior para enfriar el del interior.

Si es de los que lo inicia en su máxima potencia, obligará al sistema de aire acondicionado a extraer el aire del interior, por lo que obtendrá el resultado contrario a lo esperado y podrá dañar el sistema.

5. Compruebe el nivel del refrigerante

Antes de comenzar su viaje, revise el nivel del refrigerante para que el sistema cuente con su correcto funcionamiento y proporcione al temperatura deseada en los viajes por carretera, puesto que el aire sale por los conductos del aire acondicionado, enfriándose con la ayuda de este líquido.

TT Ads