TT Ads

ATENAS (AP) — El ministerio de salud de Grecia ha pedido ayuda a la policía para perseguir a impostores que inventaron una infestación de pulgas para que turistas extranjeros abandonaran sus alojamientos en edificios de departamentos.

Un comunicado del ministerio dijo el martes que los carteles pegados a las paredes de los edificios en el centro de la ciudad, con logos del ministerio y la municipalidad de Atenas, eran “absolutamente falsos”.

Los carteles, dirigidos en mal inglés a los “queridos visitantes”, dicen que las autoridades de salud ordenaron la evacuación de “alojamientos privados de huéspedes” para “proteger la salud pública de los inquilinos griegos permanentes”.

Los carteles citan una infestación de pulgas inexistente, amenazan a los visitantes con una multa de 500 rutos (540 dólares) si no acatan la orden de dejar el alojamiento y les desean amablemente una estancia agradable en Grecia.

Además de una crisis del costo de la vida, Atenas y otras partes de Grecia enfrentan problemas de vivienda provocados en gran medida por el alquiler de departamentos a corto plazo, principalmente a turistas extranjeros.

Esto ha provocado a su vez un aumento de los alquileres a largo plazo en las zonas residenciales de Atenas, que muchos griegos no pueden pagar. Los valores de las propiedades aumentan vertiginosamente debido a una “visa dorada”, que ofrece la residencia a extranjeros que hacen inversiones inmobiliarias.

El turismo es un motor crucial de la economía griega, que representa la quinta parte de la producción anual, y se prevé que 2023 será un año récord.

El ministerio de salud dijo el martes que ha pedido a la policía que “haga lo necesario” para poner fin a la estafa. “A nadie se le permite aterrorizar y desinformar al público” en cuestiones de salud, añadió.

Grecia no ha registrado graves problemas con los diminutos chupasangres que recientemente causaron consternación en Francia.

TT Ads