TT Ads

Los secretarios de los departamentos de la Familia, Justicia, Seguridad Pública y Vivienda se reunirán este próximo lunes en el Senado para discutir la implementación de nuevas medidas para proteger a los adultos mayores en Puerto Rico.

El cónclave fue citado por la senadora por el Distrito de Carolina, Marissa “Marissita” Jiménez, ante la ola de violencia contra este importante sector de la sociedad, que incluye comisión de delitos contra estos como el fraude, así como el abandono en hogares y/o hospitales.

La reunión está pautada para comenzar a la 1:00 de la tarde en la oficina de la senadora, ubicada en el tercer piso del edificio de Medicina Tropical, en el Capitolio.

“Los casos de maltrato contra nuestros envejecientes van en aumento. Hoy también salió a relucir que muchos de los centros de cuidado prolongado están enfrentando una crisis de fondos y matrícula ante la realidad demográfica que vive Puerto Rico. Este junte que hemos llamado está enfocado en buscar soluciones aplicables para salvaguardar a esta población que pronto representará el 33 por ciento de nuestra gente”, comentó la Senadora en declaraciones escritas.

“De acuerdo con datos del Negociado del Censo de los Estados Unidos, el 23 por ciento de la población en Puerto Rico (740,489-circa 2021) son personas de 65 años o más. La mediana en edad en Puerto Rico es de 44.5 años y tenemos una de la setas de natalidad más baja en el mundo; todos estos factores detallan una población cada vez más grande de personas de la tercera edad. Los problemas que ellos enfrentan se tienen que atender con una mira de prevención paar evitar casos como los que trágicamente hemos visto en las pasadas semanas de abandono de envejecientes en condiciones infrahumanas, maltrato físico y verbal, al igual que abandono de estos en centros de cuidado y/o hospitales. Eso lo vamos a atender en esta mesa de trabajo”, destacó Jiménez.

“Entre las acciones que estaremos desarrollando se encuentra iniciativas para santander la histórica cifra de adultos mayores abandonados en residencias, centros de cuidado prolongado y hasta facilidades médico-hospitalarias. De acuerdo con datos provistos por el Departamento de la Familia, durante el año fiscal 2022-2023 el número de adultos mayores abandonados en sus hogares fue de 769; un dramático incremento de alrededor de 300 comparados con el 2016-2017. Según esas cifras, cada mes se registran unos 60 casos de envejecientes dejados a su suerte”, añadió la legisladora.

TT Ads