TT Ads

La segunda vicepresidenta del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras, Mariceli González Morales, urgió a mejorar las condiciones salariales de los Asistentes de Servicios Especiales al Estudiante, mejor conocido como Trabajadores 1 (T-1) del Departamento de Educación.

El llamado se realizó durante una vista pública de la Comisión de Educación, Turismo y Cultura del Senado de Puerto Rico.

En la vista se discutió el Proyecto de la Cámara 1886, que busca establecer un salario base de $1,800 mensuales para los T1. Además, González Morales, resaltó la importancia del trabajo directo que realizan estos profesionales en el servicio público.

Los asistentes permanentes, actualmente, y basado en la escala vigente de la agencia para los asistentes de servicios, un empleado que trabaje 4 horas diarias, su salario base actual es de $786.50 y para uno de 7.5 horas es de $1,474.68.

En un análisis colectivo, el sindicato propuso enmiendas al proyecto, entre las que destacan la inclusión de los Asistentes de Servicios Especiales T2 en la medida salarial propuesta.

Con esta enmienda, el sindicato busca promover la retención y la equidad salarial dentro del Departamento de Educación, asegurando que todos los trabajadores, independientemente de su designación, reciban una compensación digna por su trabajo.

Los T1 ayudan a aquellos estudiantes con necesidades particulares como ayudarlos en la movilidad, asistir en la alimentación del estudiante y ayudar con la higiene, entro otras tareas. González explicó que, por otra parte, los T2 requieren de algún tipo de especialidad como el lenguaje de señas para asistir a un estudiante sordo o ciego.

“Ciertamente, el asistente es esa otra pieza en la sala de clases que llega donde el maestro no puede llegar. El asistente es una persona bien importante que va a lleva a ese estudiante que no solo apoya al estudiante, sino que lo incluye”, expresó Jean Pierre Martínez, quien es asistente de servicios especiales al estudiante.

Actualmente, el Departamento de Educación cuenta con un total de 6,300 asistentes de servicios especiales de los cuales 2,251 son permanentes y 3,741 son de estatus irregular.

“Tenemos compañeros que llevan hasta 10 años en estatus irregular. No pueden ir a comprar una casa porque el banco no se las da porque no tienen estatus regular de empleo, dependen de una evaluación anual para poder trabajar. Estas compañeras y compañeros pasan por un proceso largo y tedioso de manera anual, que no les permite tener casa y sus cosas a su nombre”, aseguró González.

“Como la cantidad de niños de educación especial aumenta, es necesario establecer más asistentes que tengan estatus permanente”, señaló.

Las enmiendas presentadas también incluyen disposiciones para la otorgación de permanencias, la evaluación del desempeño, el proceso de apelación y la transición de estatus laboral para aquellos con años de servicio en el Departamento de Educación.

El Proyecto de la Cámara 1886, en su esencia, busca garantizar un salario justo y reconocer la labor esencial de los Asistentes de Servicios Especiales al Estudiante, Trabajadores T1. Además, establece medidas para promover la retención y proporcionar adiestramientos y capacitaciones necesarias para su desarrollo profesional.

Por otra parte, la Dra. Noelia Cortés, secretaria Asociada de Educación Especial recomendó que previo a que la asamblea legislativa considere un aumento en el salario base, deben considerar las funciones requeridas para el puesto y la preparación académica para ser un asistente de servicios.

Actualmente está consiste solo en completar un cuarto año de escuela superior con un promedio académico mínimo de 2.00.

Ante ello, el Departamento de Educación reiteró su compromiso de ofrecer adiestramientos y capacitaciones necesarias a los asistentes de servicios especiales al estudiante, trabajadores T1, para mejorar la calidad de los servicios educativos ofrecidos a estudiantes con necesidades especiales.

Esta medida, incluida en el Proyecto de la Cámara 1886, busca no solo profesionalizar la función de los asistentes de servicios especiales, sino también garantizar un mejor apoyo y atención para los estudiantes del Programa de Educación Especial. Según el departamento, la capacitación adecuada es fundamental para mantener a un personal motivado y calificado para brindar los servicios necesarios a los estudiantes.

“Reconocemos que la presencia de los asistentes de servicios es vital para el acceso e integración de nuestros estudiantes con diversidad funcional”, afirmó la Dra. Cortés. “Es por eso que estamos comprometidos a proporcionar el apoyo y los recursos necesarios para su desarrollo profesional”, añadió.

Sin embargo, el departamento señaló que actualmente carece de fondos recurrentes para implementar esta medida, que requeriría aproximadamente $91,636,102.84 en fondos adicionales. Por lo tanto, instó a la Asamblea Legislativa a asignar los recursos necesarios para cumplir con los objetivos del proyecto.



Source link

TT Ads