TT Ads

Ambas ingresaron a la industria del entretenimiento a través de Sony Music: hoy Maricarmen “Tuti” Bou es una de sus más altas ejecutivas, mientras que Marivel Ortiz es una exitosa empresaria.

En entrevistas por separado, ambas compartieron con Metro su visión sobre la mujer en roles ejecutivos dentro de la industria musical.

“Todavía a la mujer le da mucho más trabajo llegar a los puestos ejecutivos altos que a los hombres. Obviamente, en mi empresa, hay una concienciación muy fuerte sobre la equidad y entonces el por ciento de mujeres ejecutivas ha crecido muchísimo”, sostuvo Bou.

La ejecutiva compartió que le enorgullece ver compañeras que comenzaron trabajando con ella lograr puestos ejecutivos en la industria porque cuando comenzó en Sony Latin, ahora Sony Music, la historia era distinta. “Cuando yo entré a trabajar en esta industria en el 1988 todavía tú no veías mujeres en la industria que no fueran secretarias o maybe relacionistas, promotoras de radio bien poquitas, y altos ejecutivos ninguna”, enfatizó.

Bou comenzó como recepcionista para Sony Latin y su ejecutoria profesional la llevó a convertirse en una importante ejecutiva en la empresa. “Nosotras [las mujeres] hemos probado que somo súper efectivas porque tenemos que dar el 300 por ciento y por eso las mujeres hoy ocupan muchísimos más cargos líderes”, afirmó

Por su parte, Ortiz puntualizó que para llegar a donde está tuvo que trabajar mucho y “empezar desde abajo”.

La relacionista entró en el ambiente musical en el 1995 como asistente de producción de Alexandra Malagón, y en 1998 comenzó a laborar con Sony Latin [Sony Music]. “Esto es lo que a mí me gusta”, recordó cuando entró al mundo de la música.

Destinadas a trabajar en la industria de la música

Para ambas ejecutivas trabajar en la industria del entretenimiento parecía ser su destino, pues se describieron como personas musicales desde niñas.

“En el colegio pues yo era la DJ con otra amiga mía. Obviamente, no tenía el equipo, pero yo me juntaba con mi amiga y siempre estábamos hablando de música, y siempre estábamos hablando de discos, y siempre estábamos muy pendientes a la música”, relató Bou entre risas.

Al graduarse del Colegio Puertorriqueño de Niñas, trabajó en video club donde conoció a una relacionista de Sony, y el resto fue historia.

Mientras que Ortiz relató que, en la escuela, siempre le interesó el teatro y la música. “Sabía que yo quería trabajar en la industria”, recordó.

Sin embargo, reconoció que el estar en el escenario no era para ella.

Ortiz formó parte de firmas de relaciones públicas, pero en el 2005 decidió aventurarse como empresaria.

“Honestamente, no estaba en mis planes hacerlo. Yo estaba en un proceso personal que estaba muy saturada y en ese momento yo renuncié en donde trabajaba con la intención de desconectarme de la industria”, recordó.

No obstante, los planes cambiaron cuando luego de su renuncia comenzó a recibir solicitudes para trabajar en proyectos.

“Si estoy siendo 100 por ciento honesta, no estaba en mis planes. Yo cuando pequeña decía que quería ser empresaria, pero ahora que lo veo realizado es como wow. No pensé que las vueltas de la vida me iban a llevar alcanzar este reto”, destacó.

Para ambas profesionales la parte favorita de sus trabajos es ayudar en el crecimiento de un artista.

“Lo más que yo me disfruto de esta industria es el desarrollo de los artistas. Me he disfrutado muchos momentos porque cuando haces un evento que queda bien, te lo disfrutas también. He tenido tantos momentos lindos en esta industria”, destacó Bou.

Del mismo modo, Ortiz recordó su labor con el artista Abraham Velázquez y como logró entrar al mundo mainstream con su música sacra.

“La integración de Abraham Velázquez en el mundo secular, fue para el 2009, que Abraham estaba creciendo, ha sido una de mis mayores satisfacciones”, aseguró.

Consejos

Ambas ejecutivas coincidieron que para triunfar en la industria de las comunicaciones con enfoque en la música hace falta la perseverancia.

Asimismo, Ortiz enfatizó que el área del entretenimiento “no es un trabajo de ocho a cinco”, y que las personas deben de dar lo mejor de ellos para sobresalir.

“La humildad, también. No te lo creas, no te creas que porque eres el manejador de un artista internacional pues tú eres inaccesible, tú eres el más importante, eso no existe”, puntualizó Bou.



Source link

TT Ads