TT Ads

Además de exhortar a los votantes a rechazar “el resentimiento, la venganza y las represalias”, el presidente estadounidense Joe Biden utilizó el jueves su discurso sobre el Estado de la Unión para vender la posibilidad de un segundo mandato ante un electorado desanimado, y para advertir que el más probable candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, sería una alternativa peligrosa.

Su discurso desde la tribuna de la Cámara de Representantes, pronunciado sólo ocho meses antes de las elecciones generales, fue algo así como una entrevista de trabajo para el presidente más viejo del país, quien intenta calmar las preocupaciones de los votantes sobre su edad y su desempeño laboral, y marcar un contraste con su casi seguro rival de noviembre.

“Mi vida me ha enseñado a abrazar la libertad y la democracia”, dijo Biden, sin mencionar a Trump por su nombre pero dejando muy claro que se trataba de él. “Un futuro basado en los valores fundamentales que han definido a Estados Unidos: honestidad, decencia, dignidad, igualdad. Respetar a todo el mundo. Para dar a todos una oportunidad justa. No dar refugio al odio. Ahora bien, otras personas de mi edad ven una historia diferente: una historia americana de resentimiento, venganza y represalias. Yo no soy así”.

El presidente pregonó sus logros en infraestructura y manufactura, y presionó al Congreso para que apruebe más ayuda para Ucrania, normas migratorias más estrictas y precios más bajos de los medicamentos. También trató de recordar a los votantes la situación que heredó cuando asumió el cargo en 2021, en medio de una pandemia y con una economía en contracción.

El presidente, de 81 años, estaba siendo observado de cerca no sólo por su mensaje, sino por si sería capaz de transmitirlo con vigor y firmeza.



Source link

TT Ads