TT Ads

El presidente Joe Biden firmó el sábado un paquete de 460,000 millones de dólares de proyectos de ley de gastos aprobados por el Senado a tiempo para evitar el cierre de muchas agencias federales clave.

El éxito de la medida sitúa a los legisladores a medio camino de concluir su trabajo de asignaciones para el ejercicio presupuestario de 2024.

La medida contiene seis proyectos de ley de gasto anual y ya había sido aprobada por la Cámara de Representantes. Al promulgarla, Biden agradeció a los líderes y negociadores de ambos partidos en ambas cámaras su trabajo, que según la Casa Blanca significará que las agencias “podrán continuar sus operaciones normales”.

Mientras tanto, los legisladores están negociando un segundo paquete de seis proyectos de ley, incluido el de defensa, en un esfuerzo por tener todas las agencias federales totalmente financiadas antes de la fecha límite del 22 de marzo.

“A la gente a la que le preocupa que un gobierno dividido signifique que nunca se hace nada, este paquete bipartidista les dice lo contrario”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, después de que los senadores aprobaron la medida el viernes por la noche, horas antes de que venciera el plazo.

Dijo que la aprobación del proyecto de ley permitiría la contratación de más controladores de tráfico aéreo y los inspectores de seguridad ferroviaria, dar a los bomberos federales un aumento y aumentar el apoyo a los veteranos sin hogar, entre otras cosas.

El Senado aprobó el proyecto por 75 votos a favor y 22 en contra. Los legisladores trataron de votar varias enmiendas y quisieron dar su opinión sobre el proyecto y otras prioridades durante el debate en el pleno. A mediodía no estaba claro si los senadores podrían evitar un breve cierre, aunque la aprobación final nunca estuvo realmente en duda.

“Insto a mis colegas a que dejen de jugar con fuego”, dijo la senadora Susan Collins, la republicana de mayor jerarquía en la Comisión de Asignaciones Presupuestarias del Senado. “Sería irresponsable por nuestra parte no aprobar estos proyectos de ley y hacer el trabajo fundamental que tenemos de financiar el gobierno. ¿Qué es más importante?”.

Las votaciones se produjeron transcurridos más de cinco meses del actual ejercicio presupuestario, después de que los líderes del Congreso recurrieran a una serie de proyectos de ley provisionales para mantener financiadas las agencias federales durante algunas semanas o meses más, mientras luchaban por alcanzar un acuerdo sobre el gasto para todo el año.

Al final, se espera que el gasto discrecional total fijado por el Congreso ascienda a unos 1.66 billones de dólares para el ejercicio presupuestario completo que finaliza el 30 de septiembre.



Source link

TT Ads