TT Ads

TOKIO (AP) — Con un minuto de silencio y actos conmemorativos, Japón recordó el lunes 13 años del fuerte sismo y el tsunami que dañaron una planta nuclear y dejaron inhabitables grandes zonas de la localidad de Fukushima, al tiempo que las autoridades prometieron apoyo continuo para la reconstrucción.

El sismo de magnitud 9.0 y el tsunami que generó, devastaron partes de la costa nororiental de Japón el 11 de marzo de 2011, mataron a unas 20,000 personas y expulsaron a miles de sus hogares en las prefecturas de Miyagi, Iwate y Fukushima.

El lunes a las 14:46 —el momento en que se produjo el terremoto— todo Japón se detuvo para guardar un minuto de silencio. En el distrito comercial de Ginza, en el centro de Tokio, la población se detuvo para orar en la acera cuando sonó una campana, marcando el momento.

En la ciudad de Minamisanriku, en la prefectura de Miyagi, un equipo de 10 policías uniformados removió grava y arena en la playa en una búsqueda anual de restos de personas que siguen desaparecidas. En Natori, unas 400 personas oraron y lanzaron globos con mensajes de duelo.

En Ishinomaki, la gente se reunió en un parque en la cima de una colina donde muchos de ellos se refugiaron hace 13 años, llorando de pie frente al mar. En Rikuzentakata, unas 100 personas oraron ante un enorme malecón de hormigón.

En una ceremonia en la prefectura de Fukushima, donde unas 20,000 personas todavía no pueden regresar a sus hogares debido a la radiación por los daños en la planta nuclear en esa localidad, el gobernador Masao Uchibori prometió que la reconstrucción continuará mientras continúa el trabajo de décadas de limpieza del sitio nuclear.

“No nos rendiremos”, dijo. “Me comprometo ante las víctimas del terremoto y el tsunami a que lograremos la recuperación a cualquier precio”.

Un muro de agua de más de 50 pies de altura se estrelló contra la planta nuclear de Fukushima Daiichi, destruyendo su suministro de energía y sus sistemas de enfriamiento, provocando fusiones en tres de sus seis reactores y arrojando radiación a las áreas circundantes.

En la ceremonia en Fukushima, el primer ministro Fumio Kishida renovó su promesa de que el gobierno ayudará a asegurar empleos, medios de vida y el desmantelamiento seguro de la planta para que la gente pueda regresar a sus hogares.

Los eventos conmemorativos de este año también recordaron a las víctimas del devastador terremoto que sacudió la región central norte de Noto en Japón el pasado 1 de enero, lo que provocó nuevos llamados para una revisión de los planes de emergencia en todo el país.



Source link

TT Ads