TT Ads

Los movimientos en la NFL, con miras en la próxima temporada, comenzaron a hacerse. Uno de los equipos que inició la limpia fueron los Raiders de Las Vegas.

El equipo anunció el corte de Jimmy Garoppolo, quien fungió como el mariscal de campo en las últimas campañas. Además, se anunció también el adiós del receptor Hunter Renfrow.

Jimmy Garoppolo se va de Raiders sin pena ni gloria

Este movimiento es una buena noticia para los Raiders, ya que liberarán más de 19 millones de dólares, lo que los ayuda al tope salarial. Esta fue una de las acciones encabezadas por el gerente general Tom Telesco, así como del head coach Antonio Pierce.

Recordemos que Garoppolo llegó a Las Vegas por un contrato de la agencia libre, en el que pactó tres años por 72.75 mdd; además, tiene garantizados 33.75 mdd.

Aquel acuerdo se firmó en marzo del año anterior, cuando todavía era Josh McDaniels el head coach y Dave Ziegler el gerente general de la franquicia.

El panorama no es favorable para el mariscal de campo, pues aunque puede firmar con cualquier equipo, se perderá los primeros dos encuentros de la nueva temporada, porque recibió una suspensión por parte de la NFL.

Las lesiones fueron los peores enemigos del mariscal

Según diversos medios, es debido a un problema de sustancias prohibidas, para mejorar el rendimiento físico. Sin embargo, el jugador buscará apelar este problema.

Las lesiones fueron las principales culpables del mal paso de Garoppolo, ya que antes de firmar con los Raiders tuvo que ser operado de un problema en el pie izquierdo.

Además, sufrió una conmoción y tuvo otro problema en la espalda. Acabó la temporada con mil 205 yardas por pase, siete envíos y nueve intercepciones.

Pero después fue enviado a la banca por Pierce, para darle juego al novato Aidan O’Connell, situación que no quedó tan clara en su momento esta situación





Source link

TT Ads