TT Ads

Existen diversos tipos de besos, desde los más cariñosos o tiernos hasta aquellos muy apasionados. En el mundo se entiende como una muestra de afecto muy común y practicada desde generaciones pasadas.

Este gesto tan común celebra su propia día internacional cada 13 de abril, día que se impuso el Récord Guinnes al beso más largo en la historia: 58 horas, 35 minutos y 58 segundos.

Sin embargo, no se requiere de un beso tan prolongado para que tenga varios beneficios para el cuerpo.

Más oxitocina

Besar, besuquear, besucar… con todas estas palabras se describe este gesto tan común en las diversas culturas. Los expertos coinciden en que se trata de uno de los actos más saludables, y destacan especialmente su capacidad para liberar oxitocina y dopamina, hormonas relacionadas con la sensación de felicidad y la sensación de placer.

Ayuda a quemar calorías

Un estudio reseñado por el Diario Americano de Medicina por el profesor Joseph Alpert del Departamento de Medicina de la Universidad de Arizona, reveló uno de los beneficios más especiales de besar: la pérdida de peso. Según esta investigación, al besuquear se movilizan hasta 34 músculos faciales y 112 músculos posturales, permitiendo quemar entre 5 y hasta 24 calorías por cada minuto de beso intenso.

Mejor salud bucal

Besar también beneficia la salud de nuestra dentadura. ¿Y esto por qué? Explican los especialistas que con este gesto se comienza a generar saliva que a su vez neutraliza los ácidos y, por ende, minimiza el riesgo de caries. Otra razón no solo para besuquear si no para lucir una linda sonrisa.

Más bienestar

¿Besar puede hacernos sentir mejor? Es afirmativo de acuerdo con una investigación en Reino Unido que tomó en cuenta a 500 mujeres y a más de 300 hombres. Los participantes coincidieron en que besar fomentó su sensación de bienestar y calma también se reduce significativamente los niveles de estrés, un efecto aún más evidente con los besos intensos y románticos.



Source link

TT Ads