TT Ads

El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez, junto a la representante popular, Gretchen Hau, y la administradora de la ciudad, Natasha Vázquez, recibieron este miércoles al comisionado del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR), coronel Antonio López Figueroa, y a un grupo de altos oficiales de la Uniformada, para trabajar en conjunto iniciativas de seguridad para el mencionado municipio.

“Agradezco al componente de seguridad estatal por su atención e información compartida. Con gran satisfacción informo además que aquí en el municipio iniciamos un masivo proyecto de cámaras de seguridad, con alta tecnología y definición, que identifica desde tablillas hasta rostros, naturalmente con una protección absoluta a los derechos civiles de la ciudadanía. Estamos estableciendo un balance entre la necesidad de seguridad y las disposiciones constitucionales”, indicó el líder municipal.

Como parte del encuentro, el componente de seguridad trató varios temas, desde inteligencia y tránsito, hasta permisos y servicios a las comunidades, negocios e industrias.

Mientras, la representante Hau, legisladora por Cidra y Cayey, se expresó atenta con los resultados de la reunión.

“Por parte de nosotros en la legislatura estatal, estamos monitoreando constantemente estos temas para continuar logrando soluciones. Hay una realidad relacionada con los temas de seguridad, porque el narcotráfico es el mayor problema que vive Puerto Rico, así como otros países del mundo. En la Cámara (de Representantes) estamos evaluando las leyes actuales, posibilidades de enmiendas e iniciativas nuevas basadas en la tecnología”, sostuvo.

Ortiz Velázquez señaló por su parte la importancia de las intervenciones de la policía estatal y unir esfuerzos con la ciudadanía y comercios. Según el alcalde, “nuestra ciudad se compone de 22 barrios y ciertamente hay manifestaciones del crimen con números estadísticamente bien bajos, como son los robos, escalamientos y violaciones, entre otras. Por supuesto que un solo asesinato es una tragedia para Puerto Rico, pero la ciudadanía debe tener la certeza de estamos trabajando juntos, las entidades estatales, federales y municipales. En esa unión de voluntades contamos con la cooperación de la ciudadanía”.

Tan reciente como el pasado 5 de mayo, murieron dos personas tras una balacera, reportada a las 4:48 a.m., en un negocio localizado en la calle Luis Muñoz Rivera. El tiroteo dejó dos personas muertas identificadas como Ezequiel Lleras Corredor, de 26 años, y Waldo Rodríguez Rodríguez, de 19 años. Asimismo, otras dos personas resultaron heridas de bala, un hombre de 31 años y un menor de 17 años. Lleras Corredor era sospechoso en el caso del asesinato del pelotero Lucas Torres Vázquez, quien fue asesinado en marzo de este año.

El 26 de abril, se reportó una muerte violenta a eso de la 1:00 a.m., en la carretera 184, kilómetro 25.7, en el barrio Guavate. De acuerdo al reporte de la NPPR, al llegar a los agentes al lugar, encontraron a orillas de una quebrada, el cuerpo un hombre, el cual estaba amordazado de pies y manos. Hasta la última información suministrada por la Policía, el occiso no había sido identificado. Este vestía camisa y pantalón corto color negro.

Ese mismo día, se reportó otro asesinato ocurrido a eso de las 3:36 de la tarde, en el kilómetro 35, salida de Guavate. Según la Uniformada, recibieron una llamada telefónica al Sistema de Emergencias 9-1-1, en la cual se informó sobre un vehículo en llamas. Posteriormente, al llegar los agentes a la escena, hallaron a un hombre herido de bala. El sujeto fue transportado a una institución hospitalaria, donde un doctor confirmó su fallecimiento. El occiso tampoco había sido identificado.

Mientras, el 20 de marzo, a eso de las 10:14 de la noche del miércoles, en el kilómetro 69 de la carretera PR-14, sector Buena Vista, asesinaron al pelotero, Lucas Torres Vázquez, de 20 años. El mismo, que transitaba en una motora Qianxin 200EFI, presentaba múltiples heridas de bala cuando fue encontrada tirado en el pavimento. En abril de 2023, el joven fue arrestado en medio de un operativo de la Uniformada realizado en el residencial Jardines de Montellano. El asesinato fue vinculado por el NPPR al trasiego de drogas.

Finalmente, el coronel López Figueroa señaló que “esta fue una buena reunión dirigida a mejorar la calidad de vida de los residentes de Cayey. Los planes estratégicos se están aplicando de manera enérgica. Ejemplo de eso es la presencia de los compañeros teniente Javier Soto, del distrito de Cayey y Javier Soto, de la zona de Caguas, que cubre también Aguas Buenas y Cidra”.



Source link

TT Ads